Sentirse bien

Última actualización: 11 3 2019

Aunque hayas llegado al país sin padres ni tutores, en Suecia gozas de los mismos derechos que cualquier menor de 18 años. Tienes derecho a recibir ayuda y asistencia en caso de precisarlo. Tienes derecho a sentirte bien.

En Suecia hay muchas personas que trabajan para garantizar tu bienestar, entre ellos, los servicios sociales, tu procurador y el personal docente y sanitario. Si te sientes mal o necesitas algo puedes hablar con ellos; estos se asegurarán de que obtengas la ayuda necesaria para mejorar tu situación.

Si enfermas o requieres de atención dental

Tienes derecho a atención sanitaria y dental en caso de precisarlo. La asistencia es por lo general gratuita para los menores de 18 años. En Suecia existen numerosos tipos de asistencia de salud.

Reconocimiento médico

A todos los solicitantes de asilo en Suecia se les ofrece un reconocimiento médico gratuito.

Salud mental

La salud mental hace referencia a nuestro bienestar emocional. A veces uno tiene muchas cosas en la cabeza y tal vez precisa de apoyo. Como recién llegado a un nuevo país quizás le das vueltas en tu cabeza a una experiencia complicada que hayas vivido. Es posible que sientas temor por lo que pueda pasarle a tu familia o por el futuro. En ocasiones uno puede sentirse mal sin saber realmente el motivo.

A veces existen cosas que uno puede hacer para sentirse mejor. Hay un consultorio juvenil a través de internet disponible en varios idiomas llamado Youmo.se. En él encontrarás consejos sobre lo que hacer por tu cuenta para sentirte más contento y tranquilo. En youmo.se puedes ver vídeos y obtener información adicional sobre cómo actuar si tú u otra persona no se sienten bien. También contiene respuestas a multitud de preguntas acerca de, por ejemplo, tu cuerpo, las relaciones sentimentales y el sexo.

Busca ayuda si te sientes muy mal psicológicamente

Si llevas mucho tiempo mal o experimentas un malestar intenso debes solicitar ayuda. Puedes ponerte en contacto tú mismo con los servicios de salud o, tal vez, pedir ayuda a tu procurador o al personal de tu residencia.

Si asistes a un centro educativo podrás recibir apoyo del asesor social, la enfermera u otro empleado dentro de la atención de salud escolar. También puedes contactar, por ejemplo, con un centro de salud, un consultorio juvenil o un centro de psiquiatría infantil y juvenil (BUP).

Aquí podrás obtener más información sobre consultas sanitarias y otros lugares que te pueden asistir si sufres un malestar de tipo psíquico:

Discapacidad

Una persona con discapacidad es alguien con funciones reducidas de tipo físico, psicológico o intelectual. Una discapacidad puede ser, por ejemplo, no ver bien o necesitar ciertos recursos técnicos, como un audífono o una silla de ruedas. También puede significar que necesitas ayudas de otras personas para manejarte en el día a día.

Si tienes una discapacidad, gozarás de derechos específicos durante el período de solicitud de asilo. Tu asistente social debe ayudarte para obtener el apoyo adecuado si tienes una discapacidad.

Si has obtenido permiso de residencia y estás empadronado en un municipio tendrás derecho a un apoyo adicional.

Víctimas de violencia

El recurso a la violencia, las amenazas y las agresiones están prohibidos. La violencia se manifiesta en distintas modalidades, entre otras, física, psíquica, sexual, económica o material. Si has sido víctima de actos violentos tienes derecho a protección y apoyo.