La vejez

En Suecia las personas viven muchos años. La esperanza media de vida es de 82 años para el conjunto de la población. En el caso de las mujeres es aproximadamente 84 años y los hombres, 80 años.

El hecho de que la esperanza media esté aumentando hace que la proporción de personas mayores en la población también sea más alta. La esperanza media de vida aumenta alrededor de un año cada década. Nada indica por ahora que vaya a cambiar esta tendencia. De los 10 millones de habitantes que tiene Suecia en la actualidad, el 18% es mayor de 65 años, la edad de jubilación. Se estima que en 2030 más del 30 % de la población de Suecia será mayor de 65 años.

Cuántos años una persona vive depende de varios factores. La herencia biológica que lleva dentro en forma de genes de los padres y parientes tienen influencia sobre su longevidad, así como lo tiene también el entorno en que vive y el estilo de vida que lleva. Envejecer significa muchos cambios, tanto física como psicológica y socialmente. Uno no puede cambiar sus genes, pero sí que puede influir en su salud con su manera de vivir.

El Insituto Nacional de Salud Pública destaca a cuatro áreas que influyen en un envejecimiento saludable:

  • La actividad física
  • Buenos hábitos de alimentación
  • Vida comunitaria
  • Actividades con sentido/sentirse útil

Lo que hace una persona ya de joven afecta a la salud que tendrá de mayor. El tabaquismo, malos hábitos de alimentación, estrés, falta de ejercicio físico, drogas y alcohol son perjudiciales para todos. Comer sano y hacer ejercicio físico a lo largo de la vida puede contribuir al bienestar de mayor. Estos factores también pueden contribuir a una vida más larga.

Cambios físicos

Los cambios físicos en el cuerpo son pequeños hasta los 40 años de edad, después aceleran. El germoplasma (ADN) de las células rigen el envejecimiento biológico que transcurre en diferentes niveles en el cuerpo. El proceso de envejecimiento, cuándo y cómo uno envejece, es muy diferente de una persona a otra. Algunos tienen el cabello gris y arrugas desde muy jóvenes, mientras que para otros no aparecen hasta más tarde.

Los cambios físicos del envejecimiento significan que nos hacemos más bajos, ligeros y al mismo tiempo más «secos», es decir, a causa de la disminución del metabolismo hay un riesgo más elevado de deshidratación. Es importante beber agua.

La disminución del metabolismo y el hecho de que las personas mayores a menudo se mueven menos, hace que no necesiten comer tanto. Por este motivo es especialmente importante que la comida sea de buena calidad y contenga un equilibrio entre nutrientes, vitaminas y minerales.

Las personas mayores necesitan mucha más luz par ver bien que los jóvenes, por lo que es importante tener buena iluminación en el hogar. Con mayor edad también es más difícil percibir las notas altas y distinguir lo que alguien dice en un entorno ruidoso.

Para las personas mayores es más difícil mantener el equilibrio y se caen más fácilmente en comparación con los jóvenes. Hay muchas adaptaciones que se pueden hacer en casa para reducir el riesgo de un accidente, por ejemplo quitando alfombras o umbrales que puedan provocar una caída.

Foto: Colourbox

Por varios motivos los ancianos son más sensibles a los medicamentos que las personas jóvenes. Tienen menos líquido y más grasa en el cuerpo, lo que implica que algunos medicamentos que se disuelven en grasa permanezcan en el cuerpo por más tiempo de lo deseado.

Cambios psíquicos

El cerebro también cambia con la edad. La cantidad de células disminuye y el cerebro se encoge, pero las facultades mentales siguen prácticamente intactas. Muchas de las funciones de la memoria aguantan sin alteraciones y el vocabulario y los conocimientos generales a menudo se mantienen hasta una edad avanzada.

Sin embargo, el riesgo de demencia aumenta con la edad. Pero si empieza a fallar la memoria no tiene por qué ser a causa de demencia. Ejemplos de «olvido sano» puede ser no recordar dónde uno puso las gafas o las llaves. Indicaciones de un «olvido enfermo» es no recordar que uno lleva gafas ni que posee llaves, o perderse en un ambiente previamente conocido.

Es aconsejable seguir siendo activo tanto con el cuerpo como con la mente. El cerebro quiere aprender durante toda la vida, a través de palabras, imágenes, canciones, música, juegos y humor, animales, naturaleza y contactos sociales. El cerebro nunca es demasiado viejo para aprender nuevas cosas, pero tarda más a una edad avanzada.

Además, el cerebro es más sensible a muchos medicamentos, sobre todo psicotrópicos como sedantes y somníferos, pero también sustancias similares a la morfina, que forman parte de muchos analgésicos.

Cambios sociales

En el momento de jubilarse, para muchos empieza un período en que por primera vez en la vida pueden decidir libremente sobre su tiempo. Cada vez más ancianos permanecen en la vida laboral después de la edad de jubilación (65 años) y muchos trabajan en organizaciones sin ánimo de lucro, sin cobrar.

La calidad de vida durante la vejez depende fuertemente de cómo uno vive su situación, para que sea comprensible, manejable y tenga sentido. Los estudios demuestran que la vida comunitaria, sentirse parte de una comunidad, es importante para la calidad de vida. Eso implica ser activo, sentirse útil y tener buenas relaciones a otras personas.

 

< Al capítulo anterior

A la página siguiente >

Volver al menú

Informationsverige.se es el portal de los gobiernos provinciales y ofrece información pública general para recién llegados
© Derechos de reproducción 2016 Diputación Provincial de Västra Götaland

En informationsverige.se utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Al continuar navegando, aceptas las cookies.

Lee más acerca de las cookies.