¿Qué es la democracia?

La palabra democracia proviene del griego y su traducción aproximada es «poder popular». Cuestiones sobre la democracia se han debatido durante miles de años, pero no hay ninguna definición del concepto de la que todas las personas del mundo estarían de acuerdo. Entre otras cosas, esto se debe a que la democracia es algo que permanentemente evoluciona y cambia. No obstante, muchos están de acuerdo en asociar varias cosas específicas al concepto de democracia, por ejemplo la igualdad entre seres humanos y los derechos civiles, la libertad de opinión, prensa y expresión, que todos somos iguales ante la ley y la celebración de elecciones libres.

En una sociedad democrática con elecciones generales y libres, las personas con derecho al voto pueden votar al partido y a los políticos que quieren ver como sus representantes en la toma de decisiones a nivel nacional, regional y local. Los políticos o partidos que son los más votados, es decir que han recibido una mayoría de los votos, son los que tendrán mayor poder de decisión.

Los políticos electos representan a los votantes, por lo que el sistema es conocido como democracia representativa. La democracia representativa es una forma de gobierno que hoy en día es común en el mundo, y es el sistema que tenemos en Suecia.

Aunque la mayoría decide en una democracia, la minoría tiene derechos que no son fácilmente ignorados. Un principio básico de una sociedad democrática es que se ejerce el poder respetando los derechos humanos. Esto implica que los que tienen el poder no pueden oprimir a personas o grupos con opiniones divergentes. Todo el mundo en la sociedad tiene derecho a expresar su opinión.

Las elecciones generales son el instrumento principal mediante el cual los habitantes pueden influir en las decisiones del país. Para que la democracia de un país funcione, es necesario que los ciudadanos se involucren y participen en el sistema democrático. La democracia sale fortalecida por un nivel alto de participación en las elecciones generales, pero también cuando la gente se asocia en organizaciones sin ánimo de lucro o participa en discusiones políticas con sus amigos y colegas, e incluso cuando contactan con políticos para expresar sus pensamientos y opiniones. Si muchos ciudadanos del país votan, es más fácil saber que la política llevada a cabo sea la que la mayoría quiere.

Pero para que una sociedad sea considerada democrática no es suficiente que los ciudadanos participen en las elecciones generales. Lo que pasa entre las elecciones también es importante para el buen funcionamiento de la democracia.

Además, la democracia presupone una conversación colectiva respetuosa. Se trata tanto de escuchar las opiniones de los demás como de expresar las propias. Es importante para una democracia que los ciudadanos se sientan parte de la sociedad. Deberán poder influir a través de las elecciones generales, pero también sentir que tienen posibilidades de influir en el día a día - en la escuela, en el trabajo, en el barrio y en la familia.

Conversar con otras personas sobre qué es democrático o no, es en sí misma una característica destacada de una sociedad democrática. Si esa conversación se detiene puede ser un aviso de que mucha gente ya no le dé importancia a la democracia, es decir que la democracia se esté debilitando.

La pregunta de si la democracia es buena o mala se ha discutido desde el origen de la idea. Hay los que argumentan que un sistema democrático no siempre es tan rápido y eficaz como una dictadura, donde el que decide puede implementar sus decisiones muy rápidamente. En una democracia todo el mundo ha de expresarse, hay que encontrar compromisos y votar para tomar decisiones. Por este motivo se ha decidido que en algunas situaciones extremas, incluso en los estados democráticos, la democracia debe dejar paso a la eficiencia y la rapidez. En una situación de crisis puede ser necesario que los gobernantes tomen una decisión rápida para que no se empeore la situación.

Hay muchos ejemplos de formas de gobierno no democráticos que han oprimido y terrorizado a las personas. En las dictaduras, las personas pueden ser encarceladas o enviadas a campos de concentración por sus opiniones o por pertenecer a cierto grupo étnico. La historia demuestra que son las formas de gobierno democrácticas las que mejor protegen la libertad y los derechos humanos de los individuos. También demuestra que a menudo la democracia y la paz existen cuando las personas de diferentes países tienen contacto y practican el comercio entre ellas.

 

< Al capítulo anterior

A la página siguiente >

Volver al menú

Informationsverige.se es el portal de los gobiernos provinciales y ofrece información pública general para recién llegados
© Derechos de reproducción 2016 Diputación Provincial de Västra Götaland

En informationsverige.se utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Al continuar navegando, aceptas las cookies.

Lee más acerca de las cookies.