¿Qué es la salud?

Tener una buena salud significa estar sano y sentirse bien. Su salud viene determinada por numerosos factores, entre otros, su alimentación, el estrés, si duerme bien, si fuma, bebe alcohol o toma drogas. Su salud también se ve afectada por si está a gusto consigo mismo y con su entorno, y siente que su vida tiene un sentido.

Las condiciones sociales a su alrededor también influyen mucho en su salud, por ejemplo en qué condiciones vive, qué tipo de trabajo tiene y si se siente parte de la sociedad.

Los factores determinantes de la salud, datos de Dahlgren & Whitehead

Salud pública

Se denomina así la salud de toda la población de un país. El derecho a una buena salud es un derecho humano. El Estado tiene la obligación de procurar que todas las personas de la sociedad reciban la asistencia sanitaria que necesiten. En Suecia el Gobierno y diferentes organismos públicos promueven el bienestar de las personas.

Tres generaciones     

Foto: Colourbox

El Instituto Nacional de la Salud Pública es un organismo estatal que tiene una responsabilidad nacional por las cuestiones relacionadas con la salud pública. Su objetivo es que todo el mundo en Suecia tenga una buena salud. El Instituto Nacional de la Salud Pública trabaja especialmente con once distintas áreas, que son las siguientes:

  • Participación e influencia en la sociedad.
  • Seguridad económica y social.
  • Infancia y adolescencia estables.
  • Promoción de la salud en el ámbito laboral.
  • Entornos y productos sanos y seguros.
  • Atención sanitaria más potenciadora de la salud.
  • Protección contra enfermedades contagiosas.
  • Sexualidad y salud reproductiva.
  • Más actividad física.
  • Buenos hábitos de alimentación y seguridad alimentaria.
  • Reducción del consumo de alcohol, drogas, dopaje, tabaco y las secuelas de ludopatía.

A pesar del trabajo de las autoridades suecas para promover la salud pública, hay diferencias en este aspecto entre los distintos grupos de la sociedad. Las personas con poca formación y una renta baja a menudo tienen peor salud que las personas con educación superior y rentas más altas.

Buenos hábitos de alimentación

Lo que come y bebe es fundamental para su salud y bienestar. Alimentarse bien y hacer ejercicio físico puede reducir el riesgo de muchas enfermedades, por ejemplo patologías cardiovasculares, diabetes, cáncer y trastornos psicológicos.

Su organismo necesita diversas sustancias. Para proporcionárselas es importante que tenga una dieta variada. Si desayuna, come y cena en horarios fijos es más fácil comer la cantidad adecuada.

Foto: Colourbox

Consejos sobre alimentación que son buenos para la salud

La Dirección Nacional de Alimentos es una autoridad estatal que trabaja con temas relacionados con la alimentación. Ofrece varios consejos sobre alimentación beneficiosos para la salud, por ejemplo:

  • Coma mucha fruta, verdura y bayas. Elija verduras como raíces comestibles, repollo, coliflor, brócoli, porotos y cebolla. Comer muchas verduras, frutas, legumbres y otras comidas del reino vegetal tiene muchas ventajas saludables.
  • Escoja productos integrales cuando come pan, cereales, pasta y arroz.
  • Coma pescado y mariscos dos o tres veces por semana. Varíe entre tipos más grasos y más magros y elija los que tienen sello ecológico.
  • Elija aceites saludables en la cocina, por ejemplo, el aceite de colza o margarina líquida fabricada con aceite de colza y manteca para untar saludable.

El ojo de cerradura

En el supermercado hay algunos alimentos con una imagen parecida a un ojo de cerradura. Esos alimentos son sanos, y tienen menor contenido de grasa, azúcar y sal. Tienen también más fibra que otros productos similares sin ese símbolo. La Dirección Nacional de Alimentos recomienda la comida que tiene ese símbolo.

Consejos para adultos

Muchos adultos estarían mejor si comieran menos grasas saturadas. Estas se hallan en alimentos de origen animal, por ejemplo leche entera, yogur, mantequilla, queso, productos cárnicos grasos, nata, helado y chocolate. También contienen grasas saturadas algunos aceites vegetales, por ejemplo aceite de coco o de palma. Las grasas saturadas pueden aumentar el riesgo de patologías cardiovasculares.

Por el contrario, las grasas no saturadas son buenas para el organismo y pueden disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Se encuentran en la mayoría de los aceites vegetales, las grasas alimenticias blandas y líquidas, el pescado y los frutos secos (como las almendras).

Las frutas y las verduras contienen muchas de las sustancias que el cuerpo necesita, por ejemplo vitaminas, minerales y fibra alimentaria. Las verduras como la zanahoria, el brócoli, las alubias y el repollo contienen fibra. Es aconsejable comer frutas y verduras cada día.

El pescado y el marisco son ricos en vitaminas y minerales. Además, el pescado contiene una grasa denominada omega 3, que es beneficiosa para el corazón, la presión arterial y la sangre.

Si quiere mantener un peso saludable, no debe comer mucha comida que contenga azúcar y grasa. Por eso, preferentemente evite beber muchas gaseosas y evite comer por ejemplo golosinas,  papas chips, bizcochos y  chocolate.

Consejos para niños

Los niños necesitan comida sana en horarios fijos. Así podrán crecer y desarrollarse de una forma adecuada.

Para los bebés, la leche materna (del pecho) o la fórmula de leche es la mejor alimentación. En su centro de salud infantil le pueden dar más información sobre la alimentación adecuada para los niños.

En la página web de la Administración Nacional de Alimentación www.slv.se puede leer más sobre la alimentación adecuada para los bebés.

Ejercicio físico y entrenamiento

El ser humano necesita moverse para sentirse bien. El ejercicio físico disminuye el riesgo de muchas enfermedades, por ejemplo las patologías cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. También mejora su estado de ánimo. Dormirá, aguantará el estrés y mantendrá su peso mejor. Los adultos deben hacer como mínimo 30 minutos de ejercicio cada día. No hace falta entrenar duro para sentise mejor, es suficiente con dar un paseo.

Los niños necesitan moverse más que los adultos, como mínimo 60 minutos al día para estar bien.

El estrés

Mucha gente se siente estresada, pero eso no es necesariamente un problema. El estrés le aporta fuerzas adicionales para hacer frente a situaciones complicadas. Ahora bien, el estrés excesivo puede ser perjudicial para la salud. Si se siente estresado es aconsejable que intente comprender los motivos de ello. De esta manera podrá cambiar su situación.

Dormir mal y sentirse triste son indicios de estrés. También puede tener dificultades para concentrarse, tener problemas de memoria o con el estómago, así como dolor de cabeza o en otras partes del cuerpo.

Si hace ejercicio, come comida sana y duerme suficiente ayudará al cuerpo a soportar el estrés.

El sueño

Para sentirse bien es importante dormir bien. Un adulto suele necesitar entre seis y nueve horas de sueño al día. Los niños y los jóvenes necesitan dormir más.

Sufrir problemas de insomnio es habitual. Eso puede tener distintas causas, por ejemplo, el tabaco, el alcohol, los ronquidos, las enfermedades, las preocupaciones y el estrés, o simplemente cenando demasiado tarde.

Puede mejorar su descanso nocturno si la habitación donde duerme está oscura, silenciosa y fresca. También puede ser más fácil dormir bien si evita comer directamente antes de ir a dormir. También facilita mantener un ritmo de dormir regular, levantándose y acostándose en el mismo horario cada día.

Si sus problemas de insomnio persisten es aconsejable buscar ayuda médica.

Salud sexual y reproductiva

Salud sexual significa que usted se sienta bien desde el punto de vista físico, emocional, mental y social en relación a su sexualidad. Se trata del derecho de poder decidir sobre su propio cuerpo y su sexualidad sin estar expuesto a violencia, coacción o discriminación. La salud reproductiva trata de la información, la atención y el servicio a los que todas las personas tienen derecho para poder planificar el momento de tener hijos. Se trata de tener una buena atención en el parto, acceso a métodos anticonceptivos y a poder hacerse un aborto de forma segura. Todas las personas tienen derecho a decidir si desean y en ese caso, cuándo tener hijos.

 

< Al capítulo anterior

A la página siguiente >

Volver al menú

Informationsverige.se es el portal de los gobiernos provinciales y ofrece información pública general para recién llegados
© Derechos de reproducción 2016 Diputación Provincial de Västra Götaland

En informationsverige.se utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Al continuar navegando, aceptas las cookies.

Lee más acerca de las cookies.