Alojamiento durante la solicitud de asilo

Última actualización: 8 7 2020

Los solicitantes de asilo pueden gestionarse por sí mismos su propio alojamiento o ser asistidos por la Dirección General de Migraciones. Aquí encontrarás información adicional sobre las reglas aplicables.

Alojamientos de la Dirección General de Migraciones

Mientras aguardas una resolución, la Dirección General de Migraciones te ofrece un alojamiento temporal que te costeará en caso de carecer de medios.

Si la Dirección General de Migraciones te asiste con tu alojamiento no podrás decidir por tu cuenta dónde vivir. Debes estar dispuesto a mudarte a una localidad que cuente con viviendas libres. También es posible que debas trasladarte a una nueva vivienda mientras aguardas una resolución.

Si te han ofrecido plaza en un alojamiento, solo podrás utilizarla tú. El alojamiento suele ser un apartamento compartido. Si has llegado al país con tu familia, siempre se les asignará una habitación propia. En caso de estar solo, tendrás que compartir habitación con otras personas del mismo sexo.

Rescisión del derecho a alojamiento

Deberás mudarte si recibes una resolución de repatriación o expulsión que haya entrado en vigor, o bien si ha expirado el plazo límite concedido para tu salida voluntaria. Ello es aplicable a los adultos que no residan con hijos menores de 18 años bajo su custodia.

Alojamiento por cuenta propia

Si no deseas vivir en un alojamiento de la Dirección General de Migraciones, puedes buscarte casa por tu cuenta. Muchos optan por alojarse en el hogar de amigos o familiares a la espera de una respuesta a su solicitud de asilo. Si decides buscar casa por ti mismo deberás sufragar el alojamiento.

En caso de gestionarte tu vivienda tú solo, has de comunicar tu dirección a la Dirección General de Migraciones para que pueda contactar contigo. Si estás en una vivienda propia al obtener tu permiso de residencia, el citado organismo no podrá asistirte con el alojamiento en un municipio.

Algunas áreas residenciales pueden afectar tu derecho de compensación

Hay algunas áreas residenciales susceptibles de incidir sobre tu derecho a recibir una compensación. Si te trasladas a un área residencial de este tipo puedes perder tu derecho a un paga diaria y a un subsidio especial. También puedes perder tu derecho a una paga diaria y a un subsidio especial si indicas una dirección que no se corresponda con donde vives realmente, por ejemplo, un apartado de correos.