Vida asociativa

Última actualización: 2 5 2019

En Suecia existe una rica tradición asociativa. Buena parte de la población es miembro de una o varias asociaciones. Si tienes un interés o necesidad especial puedes adherirte a una asociación dentro de ese ámbito.

La integración en asociaciones puede ofrecerte un modo de cultivar tus intereses dentro de distintos grupos. Formar parte de una asociación te permite trabajar con temas sociales que te atraigan. Ello te brinda igualmente la oportunidad de desarrollar tus aficiones y conocimientos, ampliar tu red de contactos y conocer a gente. Además, a través de distintas asociaciones puedes obtener ayuda y apoyo con cosas que pueden resultarte difícil o si algún familiar no se encuentra bien.

En Suecia existe la libertad de asociación, un elemento fundamental de las sociedades democráticas. Libertad de asociación significa que todo el mundo tiene derecho a incorporarse a asociaciones. Los colectivos que comparten unos intereses o circunstancias determinados pueden crear una asociación.

Puedes elegir implicarte en una asociación como miembro de su junta directiva, como monitor o como socio/voluntario en sus actividades. La vida asociativa se define en ocasiones como una escuela de democracia. Los socios tienen ocasión de aprender a actuar en procesos democráticos y a tomar decisiones de acuerdo con principios también democráticos. El ámbito asociativo ha tenido un papel considerable en la democratización de la sociedad sueca. Muchas personas son miembros de asociaciones sin participar directamente en las mismas.

Si quieres hacerte miembro de una asociación, crear una o solicitar financiación puedes ponerte en contacto con tu municipio. Dentro de la administración municipal puede existir, por ejemplo, una oficina de actividades recreativas que gestione las ayudas a las asociaciones.