Las personas y el medio ambiente

Última actualización: 30 9 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

La forma en que vivimos influye sobre el medioambiente y el clima de la Tierra. Por ejemplo, lo que comemos y el modo en que viajamos, vivimos y compramos afecta el medioambiente y el clima. Obviamente, las personas de a pie no son los únicos responsables del bienestar de nuestro planeta. Políticos, empresas, organizaciones y otros muchos también deben colaborar.

En este texto se aborda el medioambiente y el clima. Conocerás más detalles sobre los objetivos medioambientales de Suecia y acerca del cambio climático. También se te informa sobre la manera de vivir de un modo respetuoso con el entorno en tu día a día y acerca de tus obligaciones y derechos al visitar la naturaleza.

  • Agenda 2030 y desarrollo sostenible

    El Gobierno sueco se esfuerza por alcanzar los objetivos globales establecidos por la ONU en su Agenda 2030 sobre desarrollo sostenible. La Agenda 2030 es un plan para acabar con la pobreza, detener el cambio climático y promover la paz y la seguridad en las sociedades.

    Desarrollo sostenible significa que debemos vivir hoy de manera tal que permita a las generaciones futuras disfrutar de las mismas oportunidades que nosotros. La sostenibilidad incluye tres aspectos: económico, social y ecológico. Los tres aspectos son importantes. Por ejemplo, que haya agua limpia y aire fresco es importante tanto para nuestra salud como para el medioambiente.

Objetivos medioambientales y desarrollo sostenible en Suecia

La política medioambiental sueca se ha propuesto una meta principal: Debemos resolver ya nuestros principales problemas ambientales para evitar que los hereden las futuras generaciones. Además, el logro de los objetivos ambientales de Suecia no debe resultar en el empeoramiento de los problemas de otros países en el ámbito ecológico y de la salud. Esta es una decisión que ha adoptado el Parlamento sueco (Riksdag).

Todos los integrantes de la sociedad debemos contribuir a los objetivos ambientales de Suecia. No solo autoridades, empresas y asociaciones, sino también la población del país en su conjunto. Algunos organismos detentan una responsabilidad específica en el logro de los objetivos ambientales, como la Agencia Sueca de Protección Medioambiental (Naturvårdsverket), los gobiernos provinciales y la Dirección Nacional de Transportes de Suecia (Transportstyrelsen).

Los objetivos ambientales abarcan un gran número de áreas distintas, entre otras, la limpieza del aire y del agua, la preservación de la biodiversidad, la protección de bosques y mares y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los objetivos ambientales son fundamentales para el desarrollo sostenible en Suecia. Desarrollo sostenible significa que hemos de utilizar nuestros recursos comunes de un modo sostenible en los aspectos socioeconómico y ecológico.

  • Preguntas para la reflexión

    ¿Qué es un medioambiente adecuado? ¿Qué piensas tú?

    ¿Quiénes son los responsables de que disfrutemos de un medioambiente adecuado? ¿Qué piensas tú?

Cambio climático

Meteorología y clima son cosas distintas. La meteorología puede variar de una día a otro. Unas veces hace sol y otras llueve. Algunos inviernos hace más frío que otros. El clima es la descripción de los aspectos meteorológicos de un lugar específico a lo largo de varios años o siglos. Para analizar el clima, los investigadores deben recopilar datos durante un largo período de tiempo. Los científicos suelen estudiar el clima en períodos de 30 o más años para poder comprenderlo y describirlo.

El clima de la Tierra siempre ha sufrido variaciones. Hemos tenido períodos en los que la Tierra ha registrado temperaturas más altas y otros con más frío. Por ejemplo, ha habido épocas en las que gran parte de la Tierra estaba cubierta por hielo. Los cambios climáticos anteriores han evolucionado a lo largo de varios milenios. Hoy, por el contrario, el clima se está modificando muy rápidamente.

La temperatura de la Tierra aumenta y el planeta se calienta cada vez más. Ello se debe, entre otras cosas, a que los seres humanos emitimos más gases que intensifican lo que se conoce como efecto invernadero.

El efecto invernadero es un fenómeno natural. Sin él no existiría vida sobre la Tierra. El planeta sería mucho más frío de lo que es hoy. La Tierra está rodeada por una atmósfera compuesta de distintos gases, incluyendo vapor de agua, dióxido de carbono y metano. Son los denominados gases de efecto invernadero, que envuelven el planeta y retienen los rayos del sol. De esta manera, los rayos calientan la Tierra y no se pierden en el espacio. Parecido a lo que ocurre en un invernadero.

Cuando los humanos emitimos más gases de este tipo, el efecto invernadero se intensifica y sube la temperatura del planeta. Expulsamos gases de efecto invernadero, entre otros, a través de nuestros transportes y fábricas y en la producción de alimentos. Al hecho de que la Tierra aumente su temperatura se le suele llamar calentamiento global.

El cambio climático también afecta a nuestras sociedades en numerosos aspectos. Por ejemplo, se vuelven más frecuentes fenómenos meteorológicos extremos como las sequías persistentes o las lluvias torrenciales. El nivel del mar aumenta por causa del derretimiento de las placas de hielo del planeta. Las áreas próximas al litoral corren el riesgo de inundarse, lo cual obligaría a evacuar a la población. Además, el cambio climático se está produciendo mucho más rápido que antes, lo que hace, por ejemplo, que algunos animales y plantas no tengan tiempo para adaptarse y acaben extinguiéndose.

  • Preguntas para la reflexión

    ¿Has observado algún problema ambiental en el lugar donde has vivido antes y donde vives ahora? De ser así, ¿cuál?

Un día a día ecológico y sostenible

Todos dependemos del planeta y la naturaleza para sobrevivir. Por eso hemos de tratar de vivir de un modo más ecológico y sostenible. En esta sección conocerás más detalles sobre las áreas en las que puedes ser más respetuoso con el medio ambiente en tu vida cotidiana.

Basura y reciclaje

En Suecia se genera una gran cantidad de basura todos los años. En la legislación sueca se establece que todo el mundo debe separar sus residuos. Además, hacer esto beneficia el medioambiente. Buena parte de lo que tiramos puede usarse para otros fines. Es lo que se llamar reciclar los residuos. Separando la basura y reciclando hacemos un menor uso de los recursos del planeta.

Cerca de la mayoría de las áreas residenciales hay estaciones o salas de clasificación de residuos (soprum) donde podrás separar tu basura. Es decir, en ellas arrojas los restos de comida, el metal, el vidrio, el plástico y el papel en distintos contenedores.

También hay otros sitios donde puedes dejar la basura:

Estación de reciclaje (återvinningsstation)
Aquí podrás depositar envases, periódicos y pilas.

Estación medioambiental (miljöstation)
Todo el mundo debe recoger su basura o residuos peligrosos para el entorno, lo cual puede hacerse de distintas maneras. Tienes la posibilidad de depositar tus residuos peligrosos en una estación medioambiental, un centro de reciclaje o en el colector que encontrarás, por ejemplo, en algunas tiendas. A veces hay también vehículos específicos que recorren el municipio para la recogida de residuos peligrosos.

Centro de reciclaje (återvinningscentral)
Aquí debes depositar no solo los residuos y objetos voluminosos, sino también los desechos peligrosos como productos químicos y dispositivos electrónicos.

Suministro de agua y alcantarillado

Suecia es un país con gran abundancia de agua. El agua que sale del grifo es de alta calidad. El agua fría se puede consumir y cocinar con ella. No bebas el agua caliente procedente del grifo. Tampoco uses el agua caliente del grifo para preparar comida ya que existe el riesgo de ingerir determinados metales. Con el agua caliente del grifo puedes, por ejemplo, lavarte las manos, ducharte y limpiar.

El agua del sistema de alcantarillado es conducida a una planta depuradora donde se purifica para luego verterla en lagos y en el mar, entre otros. No todo se puede depurar. Además, eliminar las sustancias peligrosas del agua es complicado. Por eso no debemos echar, por ejemplo, pintura o medicamentos en el desagüe.

Deposita la grasa y el aceite de cocina en la basura. Si los arrojas al desagüe harás que se bloquee.

Energía

Toda la energía y la electricidad que usamos impacta sobre el medioambiente. Los transportes, la calefacción de los edificios y la industria consumen una gran cantidad de energía. La energía se extrae a menudo del petróleo, el gas y el carbón, lo cual no es bueno para el entorno. Para atenuar el cambio climático debemos consumir menos energía y optar por la procedente del agua, el viento y la luz del sol, que son más respetuosas con el medioambiente.

Si quieres contribuir a una disminución de las emisiones puedes desplazarte en transporte público, eligiendo el tranvía, el metro, el tren o el autobús en lugar del automóvil. También puedes optar por viajar en tren en lugar de volar. Además, conviene tener en cuenta lo que compras en la tienda. Puedes adquirir artículos producidos cerca del lugar donde vives. Tienes la posibilidad también de comer menos carne, ya que la industria cárnica consume una gran cantidad de energía. Asimismo puedes ahorrar energía en tu casa, por ejemplo, apagando las luces que no necesitas encendidas y bajando la temperatura de tus radiadores.

Consumo sostenible

En Suecia consumimos mucho en comparación con un buen número de países. Nuestra compra, uso y consumo de productos y servicios afecta al medio ambiente y al clima. La producción de la ropa, zapatos, muebles, comida y demás artículos que utilizamos exigen una elevada cantidad de recursos de la naturaleza. Por ejemplo, se necesita una gran cantidad de agua para cultivar el algodón destinado a la fabricación de ropa. La manufactura de productos y los servicios contribuyen también a las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que intensifica el cambio climático.

Podemos consumir de una manera más sostenible, por ejemplo, tomando prestadas o alquilando distintas cosas, o comprando y vendiendo artículos de segunda mano. Además, hay muchos objetos que se pueden reparar. También tienes la opción de adquirir productos con sello ecológico.

Alimentos ecológicos

Al hacer la compra puedes encontrar verduras, frutas, carne, leche y otros muchos alimentos que son ecológicos. Significa que el agricultor o ganadero que lo ha producido ha seguido unas normas específicas que aseguran un impacto mínimo sobre el medioambiente. Por ejemplo, no se pueden usar fertilizantes o productos químicos no naturales. Además, se aplican reglas estrictas sobre los medicamentos administrados al ganado (por ejemplo, antibióticos).

Sellos ecológicos

Existe un gran número de sellos ecológicos. Cuando se dota a un producto de sello ecológico significa que cumple con unos requisitos medioambientales específicos. Entre los sellos ecológicos están, por ejemplo, Bra Miljöval, la etiqueta ecológica europea («la flor» europea), el logotipo ecológico de la UE («la hoja» europea), KRAV, MSC, FSC y GOTS.

Ejemplos de certificación ecológica de alimentos son KRAV y el logotipo ecológico de la UE («la hoja» europea).

Alimentos de cultivo o producción local

A los alimentos que se cultivan o fabrican cerca de donde los compras se les llama de cultivo o producción local. Un alimento de producción local no siempre es mejor para el medioambiente. El modo en que se cultiva o produce un artículo suele afectar al medioambiente en mayor medida que la distancia desde donde se transporta. Hay varias razones que aconsejan la compra de alimentos de cultivo o producción local. Tal vez desees apoyar a productores y establecimientos de tu localidad. Tal vez desees disfrutar de productos lo más frescos posible. Tal vez desees evitar que los artículos se transporten desde lejos.

Contacto con la naturaleza

Allemansrätten

En Suecia todo el mundo tiene derecho a estar en la naturaleza independientemente de quién sea el propietario del terreno. Es lo que se denomina allemansrätten, es decir, derecho de libre acceso a la naturaleza.

El allemansrätten te permite, por ejemplo, hacer uso de vías privadas o acampar durante algún día en plena naturaleza. También implica que debemos ser cuidadosos y mostrar respeto en la naturaleza. El allemansrätten podría resumirse con las palabras "no molestar, no destruir".

No está permitido, por ejemplo, hacer fuego al aire libre si la zona es muy seca o hay mucho viento. Tampoco prendas fogatas directamente sobre rocas o piedras de gran tamaño ni en sus inmediaciones puesto que pueden agrietarse y romperse. Los parques y reservas naturales suelen disponer de zonas especiales para hacer fuego donde podrás preparar una barbacoa. Si tienes previsto hacer una fogata o una barbacoa, verifica con tu municipio o gobierno provincial si hay riesgo de incendio o existe una prohibición de prender fuego. Encontrarás información al respecto en el sitio web de tu municipio o gobierno provincial. También puedes consultar con los servicios de emergencia de tu localidad acerca del riesgo de incendio y la posibilidad de realizar fogatas.

No arrojes basura en la naturaleza. En Suecia es ilegal tirar residuos al aire libre. Si lo haces pueden condenarte a una multa o a una pena de prisión. Lleva tu basura a una estación de separación de residuos.

Rebozuelos comunes amarillos dentro de una cesta trenzada.

Foto: Pixabay

Reservas naturales

Una reserva natural es una amplia zona protegida por las autoridades por la particular fragilidad o peculiaridad de su naturaleza, flora y fauna. También se pueden crear reservas naturales por precisarse de áreas de esparcimiento donde las personas puedan disfrutar de la naturaleza. En Suecia existen varios miles de reservas naturales. Puede tratarse de bosques antiguos, cadenas montañosas elevadas o islas de un archipiélago. En las reservas naturales siempre hay señales que informan de lo que está permitido hacer y no en esa área. Las reglas pueden variar de una reserva a otra. A veces, por ejemplo, recoger flores está prohibido en una reserva natural.

Plantas y animales protegidos

Las plantas y animales que corren el riesgo de desaparecer están declarados como especies protegidas. El Gobierno sueco es el que decide las plantas y animales que deben ser objeto de protección. Está prohibido recoger, desenterrar, eliminar o dañar las plantas protegidas. No está permitido matar, dañar o capturar a los animales protegidos. La protección de las aves se aplica también a sus huevos y nidos.