Derechos y obligaciones en relación con tu vivienda

Última actualización: 21 9 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

Este texto trata de tus derechos y obligaciones al alquilar o comprar una vivienda. Debes poder sentirte siempre tranquilo en tu vivienda. Por eso, tu alojamiento comporta una serie de derechos y obligaciones. Estos derechos y obligaciones pueden variar dependiendo de si alquilas o has comprado tu vivienda.

Conocerás más detalles, entre otros, sobre los contratos de alquiler y lo que sucede si algo se rompe en tu apartamento. También podrás leer sobre el seguro del hogar y la subvención a la vivienda.

  • Derecho a una vivienda

    Todo el mundo tiene derecho a una vivienda. El derecho a la vivienda significa que puedes solicitar ayuda para encontrar alguna modalidad de alojamiento si no tienes dónde vivir. La administración municipal es la responsable de garantizar una vivienda a los habitantes del municipio.

    También tienes derecho a mudarte al lugar de Suecia que desees.

​Todos tienen derecho a una vivienda

En Suecia todas las personas tienen derecho a una vivienda. Es ilegal discriminar a un solicitante de vivienda debido a su:

  • pertenencia étnica
  • religión u otra creencia
  • discapacidad funcional
  • sexo
  • identidad sexual o expresión sexual
  • orientación sexual
  • edad

Si consideras que has sido discriminado puedes ponerte en contacto con una oficina antidiscriminación (antidiskrimineringsbyrå) con el fin de obtener asesoramiento y apoyo. Muchos municipios disponen también de una oficina de atención al consumidor (konsumentvägledning) con la que puedes comunicarte para recibir ayuda.

Contratos de alquiler

Cuando alquilas una casa tienes derecho a un contrato. En el contrato de alquiler se indica lo que incluye este, el tiempo que puedes permanecer en la casa y el período de preaviso en caso de rescisión. También se especifican en él tus deberes como inquilino, entre otras, el momento en que tienes que pagar el alquiler y tu obligación de cuidar de la vivienda. Normalmente, cuando alquilas o eres propietario de un apartamento, suelen aplicarse normas de conducta que todos los residentes deben respetar.

  • Los contratos de alquiler en sí no deben costar dinero

    Los caseros e inquilinos tienen prohibido cobrar por un contrato de alquiler o venderlo. Es lo que se suele llamar contratos en negro. Si alguien te pide que pagues por un contrato de alquiler, estará cometiendo un delito que puede conllevar una pena de prisión.

    La compra de un contrato de alquiler supone un gran riesgo. Si llega a conocimiento del casero que has comprado en negro el contrato, podrás quedarte sin él.

  • Derecho del inquilino a rescindir el contrato

    Como inquilino tienes siempre derecho a rescindir el contrato de alquiler de tu apartamento si deseas mudarte. Es posible que tras rescindir tu contrato tengas que seguir pagando el apartamento durante un tiempo determinado. Es lo que se denomina período de preaviso. De no indicarse otra cosa en el contrato, el período de preaviso suele ser de 3 mes a partir del mes siguiente a la rescisión de tu contrato de alquiler.

  • Derecho del casero a rescindir el contrato

    En algunos casos el casero tiene derecho a rescindir el contrato del inquilino. Eso puede suceder si el inquilino:

    • Te retrasas más de una semana en el pago del alquiler.
    • Subalquilas o cedes la vivienda a otra persona sin la autorización del arrendador.
    • Usas la vivienda para un fin no habitacional, por ejemplo, una actividad delictiva o la gestión de una empresa de gran tamaño desde la misma.
    • Eres responsable de la proliferación de plagas en el inmueble o te abstienes de comunicar la presencia de estas.
    • Impides al arrendador el acceso a la vivienda sin un motivo justificado, por ejemplo, en las reparaciones.
    • Descuidas la vivienda.
    • No cumples con las condiciones del acuerdo de alquiler.
  • Si se rompe algo en el apartamento

    Si algo se rompe en el apartamento, el casero debe repararlo. Como inquilino no necesitas pagar si por ejemplo la cocina o el refrigerador dejan de funcionar. Pero si eres tú quien ha causado los daños en el apartamento, puedes ser obligado a pagar. Normalmente el casero inspeccionará (controlará) el apartamento antes de que te mudes al mismo. Eso se hace para evitar que debas pagar por daños causados por inquilinos anteriores.

    Si resides en una cooperativa de propietarios deberás encargarte tú mismo del mantenimiento del apartamento. Es decir, en caso de estropearse la placa vitrocerámica, el frigorífico o cualquier otra cosa, deberás pagarlo tú.

  • Preguntas para la reflexión

    ¿Qué significa "descuidar la vivienda"?

    ¿Puedes mencionar ejemplos de cosas que debes cuidar en tu apartamento?

Viviendas adaptadas para personas con discapacidad

Si tú o algún familiar tienen una discapacidad, se puede solicitar al municipio distintas formas de viviendas adaptadas, lo que puede resultar, por ejemplo, en la obtención de una ayuda para adaptar tu hogar a tus necesidades específicas.

Si precisas de más ayuda, puedes pedir plaza en una residencia adaptada, donde contarás con la asistencia de personal.

Intercambiar pisos

Si tiene el contrato de primera mano de un piso, tiene derecho a cambiarlo si existe un motivo justificado. Este puede ser que necesita un piso más grande, uno con alquiler más bajo, o un piso que está situado más cerca de su trabajo. Si quiere cambiar de piso necesita la autorización previa del propietario; en caso contrario puede perder su contrato de primera mano. Si usted es inquilino tiene el derecho de cambiar su piso en cuanto tenga un contrato de primera mano.

Hyresgästföreningen

Hyresgästföreningen es una asociación sueca de inquilinos de ámbito nacional. Una de sus principales funciones es la negociación de los alquileres de sus socios. Su objetivo es que los alquileres no aumenten más que otros precios dentro de la sociedad e impedir las subidas desmedidas. Además, esta asociación puede ofrecer asistencia legal en los litigios y resolver dudas en relación con tus derechos y obligaciones como inquilino. Por ejemplo, te puede brindar asesoramiento y apoyo si tienes vecinos molestos o si no logras llegar a un acuerdo con tu casero respecto al alquiler.

La Comisión Regional de Inquilinato

La Comisión Regional del Inquilinato es una especie dejuzgado que puede ayudar en situaciones de conflicto entre un inquilino y un propietario. Hay ocho comisiones en Suecia, situadas en Estocolmo, Västerås, Linköping, Jönköping, Malmö, Gotemburgo, Sundsvall y Umeå. La Comisión decide sobre temas en desacuerdo entre las partes, por ejemplo si un inquilino puede subalquilar el piso de segunda mano. Si usted necesita ayuda la Comisión también puede responder preguntas sobre qué leyes y normativas deberá respetar.

Obligaciones si eres dueño de un apartamento en una comunidad de propietarios

Si posees un apartamento en régimen de cooperativa formarás también parte de una comunidad de propietarios (bostadsrättsförening). Todos los miembros tienen obligaciones respecto a la comunidad de propietarios. Por ejemplo, deberás pagar una cuota mensual a la comunidad y no descuidar la vivienda. Si incumples tus obligaciones, en el peor de los casos podrás ser expulsado de la comunidad, lo que te obligará a vender la vivienda. Esto, sin embargo, es algo muy poco habitual.

Seguro del hogar

Es importante que tenga un seguro del hogar porque le brinda una seguridad básica. Hay muchas empresas que venden seguros del hogar. Es responsabilidad suya comparar y elegir la empresa que le vaya mejor cuando contrate un seguro. El seguro del hogar le permite obtener una compensación en caso de robo o destrozos, por ejemplo a causa de una inundación o un incendio. Cubre todo lo que tiene en casa. También cubre a todas las personas con quienes convive y que hayan sido incluidos en la póliza. Si usted tiene la vivienda en propiedad puede completar el seguro del hogar con un seguro de la comunidad de propietarios o un seguro de casa unifamiliar.

Subsidio de vivienda

Si tiene una renta baja y está empadronado en Suecia podría tener derecho a recibir una ayuda para pagar el alquiler por parte de la Agencia Sueca de Seguro Social. Este se conoce como un subsidio de vivienda. Las personas con hijos a cargo tienen derecho a solicitar el subsidio de vivienda. El posible derecho a cobrar la subvención y la cantidad de la misma depende del número de personas en la familia, del importe del alquiler y de las rentas que ingresen. Las personas entre 18 y 28 años también pueden tener derecho al subsidio de vivienda.

Si tus ingresos o situación habitacional cambian, es importante que se lo comuniques a los servicios sociales; por ejemplo, si comienzas en un nuevo trabajo o aumentan tus ingresos. Si se te olvida informar a los servicios sociales al respecto te arriesgas a recibir demasiadas subvenciones. En ese caso, es posible que tengas que devolver dinero.

Vivir cerca de otras personas

En un edificio de apartamentos resides cerca de tus vecinos, lo que significa que has de mostrar consideración y paciencia con el modo de vivir de los demás. Todos los inquilinos de un bloque de apartamentos son responsables de los espacios comunes, como el hueco de la escalera, la lavandería y el área contigua al edificio.

Por las noches hay que atenuar el nivel de ruido y mostrar particular consideración con los vecinos. Por ejemplo, hay que recordar no subir demasiado el volumen del televisor o el equipo de música, abstenerse de taladrar o clavar cosas en la pared y evitar el uso de electrodomésticos a altas horas.

Por motivos de seguridad antiincendios y para facilitar la limpieza, no coloques objetos en escaleras y pasillos ni en el sótano.

Por lo general no está permitido hacer barbacoas en el balcón. Tal vez sí se puedan hacer en el patio, pero recuerda que existe la posibilidad de que el humo de la parrilla moleste a tus vecinos.

Fumar está prohibido en todos los espacios comunes, como huecos de escalera, pasillos, sótano y lavadero. Puede estar permitido fumar en el balcón. De hacerlo, no olvides mostrar consideración a tus vecinos evitando arrojar colillas por el balcón.

El lavadero es un espacio de uso compartido por todos los residentes. Por ese motivo es importante limpiar después utilizarlo. En la mayoría de los bloques de viviendas es necesario reservar una hora de lavado si quieres hacer uso del lavadero. Esto se lleva a cabo mediante un sistema de reserva.

Eres el responsable de que tu mascota no moleste a tus vecinos ni ensucie parques infantiles, arriates, zonas de césped y demás espacios dentro de la finca.

Si deseas montar una antena ordinaria o parabólica, probablemente necesites la autorización de tu arrendador o cooperativa de propietarios.

  • Preguntas para la reflexión

    ¿Qué significa "mostrar consideración y paciencia con el modo de vivir de los demás"?

    ¿Conoces las normas de conducta del lugar donde vives?

    ¿Cuáles son los principales derechos y obligaciones cuando alquilas una vivienda?