Ser empleado

Última actualización: 6 10 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

Este texto trata sobre lo que implica estar empleado. Como empleado tienes derechos y obligaciones en tu centro de trabajo y respecto a tu empleador. Por ejemplo, si estás empleado, tienes derecho a un sueldo por el trabajo que realizas y también a vacaciones.

Obtendrás información acerca de cosas que es importante conocer a la hora de ser contratado. Conocerás, entre otras, las distintas modalidades de contratación y la ayuda a la que puedes acceder si te pones enfermo y no puedes trabajar. También podrás leer sobre el entorno laboral y el derecho de afiliación a un sindicato. 

  • Derecho al empleo

    Todo el mundo tiene derecho a un trabajo. Es decir, derecho a no ser excluido de la vida laboral. Tu procedencia, sexo o edad no deben afectar tus posibilidades de trabajar.

    l empleo lleva asociados una serie de derechos. Por ejemplo, tienes derecho a disfrutar de condiciones de trabajo justas, a un mismo salario por igual trabajo y a afiliarte a un sindicato. También tienes derecho a descanso y a tiempo libre.

    Madres y padres tienen también derecho a conciliar vida familiar y laboral. Los niños tienen derecho a ser protegidos de trabajos que sean perjudiciales para ellos o que impidan su desarrollo y escolarización.

Modalidades de contratación

Existen dos tipos distintos de contratación:

  • contrato indefinido
  • contrato temporal

El contrato indefinido a veces se conoce como contrato fijo, por su carácter (relativamente) permanente, o sea, que no tiene una duración determinada.

El contrato temporal es un empleo de tiempo limitado.

Contrato de substitución

Si le contratan para substituir otro empleado, por ejemplo alguien de baja por maternidad/paternidad.

Contrato de prueba

Cuando le dan un contrato indefinido es común que el contrato se inicie con un período de prueba, de manera que el empleador pueda comprobar que es usted la persona adecuada. La idea es que el contrato de prueba se convierta en uno indefinido, por lo que el primero no puede superar los seis meses de duración, aunque puede finalizar antes.

Salario

Un salario fijo que se paga una vez al mes se llama salario mensual. Si recibe un salario por horas, quiere decir que le pagan por cada hora que trabaja.

Contrato de empleo

Cuando consigue un empleo debe firmar un acuerdo de empleo o contrato de empleo. El acuerdo o contrato de empleo debe especificar:

  • su nombre y número personal de identidad
  • sus funciones y puesto
  • el nombre del empleador y el lugar de trabajo
  • fecha de incio del contrato
  • modalidad de contratación
  • período de preaviso, es decir el tiempo que debe pasar entre la fecha de notificación del despido o la dimisión, y el día en que se hace efectivo
  • salario antes de impuestos – salario bruto
  • vacaciones remuneradas a las que tiene derecho

Horario de trabajo

El horario laboral habitual legalmente puede tener una duración máxima de 40 horas por semana en un mismo lugar de trabajo. Si usted trabaja 40 horas en horarios diurnos se considera un trabajo a tiempo completo. Si trabaja con otros horarios, por ejemplo de noche, puede que sean requeridas menos de 40 horas para considerarlo un trabajo a tiempo completo. Cuando una persona empleada a tiempo completo trabaja más de lo que indica su horario normal, se conoce como trabajar horas extras. Tiene derecho a percibir una remuneración adicional si hace horas extras.

Si tienes una discapacidad o te encuentras enfermo o lesionado

A la disminución de las capacidades funcionales que te afectan física o mentalmente se les llama discapacidades. Ello puede hacer que necesites recursos técnicos o apoyo para manejarte en el día a día o trabajar.

Las personas con una capacidad laboral reducida pueden beneficiarse de ayuda para la adaptación del lugar de trabajo, de las tareas a desempeñar o del entorno laboral. Esta adaptación implica modificar elementos en el lugar de trabajo o en las tareas a desarrollar para disponer de las mismas oportunidades que los demás a la hora de participar en las actividades y en el trabajo.

Si te pones enfermo mientras trabajas

Si estás empleado y te pones enfermo, debes comunicárselo a tu empleador el primer día de enfermedad. El empleador abona un subsidio por enfermedad (sjuklön) durante los primeros 14 días. Dicho subsidio equivale al 80 % de tu sueldo ordinario. Tu empleador practicará un descuento sobre el subsidio por enfermedad llamado deducción por días de carencia (karensavdrag).

Si estás enfermo y te ausentas del trabajo más de 7 días, debes obtener un certificado donde un médico acredite que estás enfermo para poder seguir percibiendo el subsidio por enfermedad. Es lo que se llama certificado médico (läkarintyg). Si estás enfermo más de 14 días, podrás obtener una compensación de la Agencia Sueca de Seguro Social. A esto se le llama prestación por enfermedad (sjukpenning).

Al solicitar una prestación por enfermedad debes presentar un certificado médico donde figuren los motivos por los que no puedes trabajar. Es habitual que el médico mande a la Agencia Sueca de Seguro Social tu certificado médico por vía electrónica tras la cita. Pregunta a tu médico sobre la forma de realizar este trámite.

En ocasiones, aunque estés enfermo, puedes ser capaz de trabajar unas horas al día. En ese caso, podrás beneficiarte de prestación por enfermedad al 25, 50, 75 o 100 %.

Trabajo e hijos

Si tienes hijos pequeños es posible que debas ausentarte del trabajo. Tienes derecho a no acudir al trabajo hasta que tu hijo cumpla los 18 meses de edad.

Luego, al reincorporarte, el niño podrá asistir a una escuela infantil o ser atendido por un cuidador de día (dagbarnvårdare). El cuidador de día se ocupa del pequeño en su propia casa.

Podrás cobrar una subvención de la Agencia Sueca de Seguro Social mientras estás en casa con tu hijo. Es lo que se llama subsidio parental (föräldrapenning).

Si tu hijo está enfermo

La baja por cuidado de hijos (VAB) es cuando te quedas en casa para atender a un hijo enfermo en lugar de acudir al trabajo o cobrar el subsidio de desempleo. Puedes optar a una compensación de en torno al 80 % de los ingresos que habrías obtenido de no haberte quedado en casa. A esta compensación se la llama subsidio parental temporal. Puedes beneficiarte de ello un máximo de 120 días al año.

Trabajar menos cuando tienes hijos

Como madre o padre de un niño pequeño tienes derecho a trabajar menos para poder pasar más tiempo con tu hijo. Tienes derecho a una jornada laboral reducida de hasta un 25 % respecto a tu horario de trabajo habitual hasta que el niño cumpla ocho años o haya finalizado su primer año de escuela.

En algunos centros de trabajo, te puede corresponder por convenio colectivo una jornada parcial hasta que tu hijo cumpla los 12 años.

Pausas, descansos y tiempo libre

Tienes derecho a realizar pausas durante el horario laboral. También tienes derecho a descansar entre los días laborables. No debes trabajar más de cinco horas seguidas sin hacer una pausa. Además, cada 24 horas te corresponden como mínimo 11 horas de descanso continuado. Tienes también derecho cada semana a un mínimo de 36 horas de tiempo libre continuado. Todo esto se establece en la Ley sobre Horarios Laborales de Suecia.

La Ley de Vacaciones Obligatorias

De acuerdo con esta ley usted tiene derecho a, como mínimo, 25 días al año de vacaciones, independientemente de su modalidad de contratación o si trabaja tiempo parcial o completo. Sin embargo, no se aplica a los contratos de tiempo limitado con salario por hora. El que es empleado de tiempo limitado con salario por hora percibe un 12% de su sueldo bruto (antes de impuestos) en concepto de remuneración por vacaciones.

Entorno laboral

Trabajamos durante gran parte de nuestras vidas. Por eso es importante que nos sintamos a gusto y protegidos en el trabajo, y que no resultemos lastimados. Todo aquello que nos afecta en el trabajo se denomina entorno laboral. El entorno laboral puede variar entre los distintos centros de trabajo. Algunas ocupaciones son más físicas y debes esforzar más tu cuerpo. En otros trabajos puedes pasarte toda la jornada inmóvil frente a la pantalla de una computadora.

Los distintos centros de trabajo plantean requisitos diferentes para poder lograr un entorno laboral apropiado. Por ejemplo, a una persona delante de una computadora le puede hacer falta una silla adecuada para poder permanecer sentada tanto tiempo. Si trabajas en asistencia domiciliaria puedes necesitar, por ejemplo, dispositivos técnicos para ayudar a los ancianos a salir de la cama.
El entorno laboral comprende también los aspectos psicológico y social. Sentirte a gusto con tus compañeros y tu trabajo.

Indicios de un entorno laboral deficiente pueden ser, por ejemplo, un nivel de estrés demasiado alto, la ausencia de protección en la maquinaria, el acoso laboral u hostigamiento sexual sobre algún empleado o un nivel excesivo de ruido.

El empleador es el responsable de garantizar un entorno laboral apropiado en el centro de trabajo. También corresponde al empleador velar por que se cumplan las normas y la legislación aplicables.

Si presentas una discapacidad, tienes derecho a que se adapte el entorno laboral para poder llevar a cabo tu trabajo. Es importante que comuniques al empleador tus necesidades. Puede tratarse, por ejemplo, del diseño de los locales, el modo en que se transmite la información o el método de operación empleado en tu centro de trabajo. Debes poder efectuar tu trabajo de un modo comparable al de tus compañeros sin discapacidad. También puedes acceder a distintas ayudas a través del programa de política de empleo, que prevé iniciativas específicas para personas con una discapacidad asociada a una funcionalidad laboral reducida.

El empleado debe contribuir a un buen entorno laboral, por ejemplo, siguiendo las normas del centro de trabajo y haciendo uso del equipo de protección disponible. Si observas algo inadecuado en tu centro de trabajo, puedes hablar con tu jefe o con un delegado de personal (skyddsombud). Hay delegados de personal en la mayoría de los centros de trabajo. En la mayoría de los casos, los sindicatos son los que designan al delegado de personal. Si el centro de trabajo no cuenta con ningún sindicato, los empleados pueden elegir un delegado de personal.

La misión del delegado de personal es velar por un entorno laboral apropiado. Si detecta alguna deficiencia o peligro en el centro de trabajo, el delegado de personal puede indicar al empleador lo que ha de hacer para garantizar su idoneidad y seguridad.

Derecho de afiliación sindical

Una asociación sindical o sindicato es una organización de trabajadores que tienen en común una misma profesión, industria o formación. En sueco, sindicato suele abreviarse con el término fack.

El sindicato puede ayudarte si tienes problemas en el trabajo, por ejemplo, si te pagan un salario indebido o te obligan a trabajar más horas de las especificadas en tu contrato de empleo. Su misión es asistir a sus afiliados con lo que estos últimos consideren más importante en el trabajo.

La mayoría de los trabajadores en Suecia están afiliados a un sindicato. En Suecia, todo el mundo tiene derecho a afiliarse a una organización sindical.

Permiso de estudios

No necesitas renunciar a tu puesto de trabajo si quieres comenzar a estudiar. La Ley sobre Derecho a Licencia para Estudios de Suecia te permite obtener una excedencia de estudios si cumples unos requisitos determinados. Debes haber estado contratado por un mismo empleador en los últimos 6 meses, o un mínimo de 12 meses en total en los últimos dos años.

Si te quedas sin trabajo

En torno a un 50 % de la población sueca cuenta con un trabajo remunerado. En Suecia existe un seguro que protege a las personas desempleadas. Con este seguro de desempleo (arbetslöshetsförsäkringen) se pretende garantizar un ingreso a los desempleados mientras buscan trabajo. Puedes adherirte a una caja sindical de desempleo (arbetslöshetskassa, abreviado a-kassa), una cooperativa que abona una suma a sus miembros sin trabajo. Para incorporarte a una caja sindical de desempleo debes pagar una cuota mensual de afiliación.

Si formas parte de esta caja sindical, podrás percibir como desempleado un importe durante el período en que buscas trabajo. Existen varias cajas sindicales de desempleo a las que puedes adherirte. Algunas de estas cajas sindicales se especializan en una profesión en particular, mientras que otras te permiten unirte sin importar el sector donde trabajes. Un requisito básico para poder incorporarte a cualquier caja sindical de desempleo es haber trabajado en Suecia.

Influencia del trabajo sobre la pensión de jubilación

La pensión es el dinero que recibes al jubilarte cuando te haces mayor. Todas las personas que trabajan y residen en Suecia tienen derecho a una pensión. El importe de la pensión varía según el caso. Vendrá determinada, entre otros, por la cuantía de tu salario y los años que trabajes. Tu pensión aumentará por cada año que te desempeñes laboralmente.

El monto de tu pensión dependerá también de si tu empleador cotiza una pensión profesional y de si aportas tú mismo a un plan privado de pensiones.

Es importante tener en cuenta que si te tomas una baja parental o recortas tu horario laboral porque tienes hijos pequeños, esto repercutirá sobre el dinero que aportas a tu pensión (tu cotización). Cuanto menos trabajes, menos cobrarás de pensión.