Tu economía

Última actualización: 5 10 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

Este texto trata de la economía. Tu economía se compone de ingresos y gastos. Ingresos son, por ejemplo, el sueldo y las subvenciones. Los gastos son los costes que tienes para vivir. Incluyen, por ejemplo, el coste del alquiler, la comida y la ropa.

Tener la economía propia bajo control es fundamental para funcionar en el día a día. Si planificas tu economía, te resultará más fácil llegar a final de mes. En este texto se te informará, entre otras cosas, sobre economía doméstica, los recibos y Kronofogden (la Oficina Nacional de Cobro Ejecutivo de Suecia).

  • Derecho a un nivel de vida digno

    Todo el mundo tiene derecho a un nivel de vida digno. Eso significa, por ejemplo, que tienes derecho a recibir o cobrar dinero suficiente para que tú y tu familia puedan sentirse bien.

    Debes ser capaz de comprar alimentos y ropa, tener una vivienda y poder solicitar asistencia médica. Si te pones enfermo o te quedas desempleado, la sociedad debe velar por que tengas un nivel de vida digno. Los niños tienen derecho a protección social y al nivel de vida necesario para su adecuado desarrollo.

Vida laboral y economía igualitarias

Existen distintas formas de obtener ingresos. La manera más habitual de ganar dinero es trabajando. Un empleo aumenta tus opciones de seguridad financiera. En Suecia trabajan casi tantas mujeres como hombres. A principios de la década de 1970, el Gobierno sueco introdujo una serie de cambios políticos que hicieron más fácil a las mujeres trabajar fuera del hogar y lograr una mayor independencia económica. Dichos cambios políticos desembocaron en lo siguiente:

  • A las familias les resultó más rentable que ambos adultos trabajaran en lugar de hacerlo uno solo y que el otro se quedara en casa al cuidado de los hijos.
  • Se concedió a ambos progenitores el derecho a tomarse una baja parental al nacer un hijo. Suecia fue el primer país del mundo que otorgó el derecho a permanecer en casa para cuidar de los hijos.
  • Un mayor número de niños pudieron asistir a la escuela infantil.

Actualmente, todo el mundo, independientemente de su sexo, debe disfrutar de las mismas oportunidades en cuanto a condiciones laborales, salario y conciliación familiar. A pesar de todo, la vida laboral aún no es igualitaria. Por ejemplo, mujeres y hombres suelen desempeñar distintas profesiones y aquellas con predominancia femenina están por lo general peor remuneradas que donde prevalecen los hombres. Otros ejemplos al respecto es que más mujeres que hombres trabajan a tiempo parcial y se toman bajas parentales en mayor medida. Ello tiene consecuencias sobre los ingresos de las mujeres. Al trabajar menos horas, estas tienen que mantenerse con menos dinero y obtienen una pensión más reducida.

Para fomentar una sociedad más igualitaria, el Parlamento sueco ha decidido que Suecia debe aplicar una política de igualdad de género. Uno de los objetivos de esta política es que mujeres y hombres disfruten de las mismas oportunidades y condiciones en su vida laboral. Por ejemplo, tanto mujeres como hombres deben poder desempeñar todas las profesiones. Nadie debe verse obstaculizado por prejuicios en relación con lo que se supone que es más adecuado para hombres o mujeres. Todo el mundo debe poder elegir su profesión en función de su aptitud, cualificación e interés.

Economía doméstica

Tu economía doméstica viene determinada por los ingresos y gastos de tu unidad familiar. Para una economía doméstica adecuadas debes buscar un equilibrio entre el dinero que ingresas y el que gastas cada mes.

A fin de mantener bajo control tu economía puede ser recomendable elaborar un sencillo presupuesto. Reúne y anota tus ingresos y gastos y usa dicha información en la planificación del presupuesto para el mes siguiente. Eso te permitirá hacerte una idea de lo que cuestan las distintas cosas y cuánto puedes comprar.

Los gastos dentro del presupuesto variarán según la unidad familiar. La Dirección Sueca de Protección de los Consumidores realiza cada año un cálculo del coste razonable de un buen número de los gastos habituales en los hogares. Puedes servirte de estas cifras como punto de partida para elaborar tu propio presupuesto. En el sitio web Hallå Konsument hallarás también un cálculo presupuestario que puede ayudarte en la estimación de tu presupuesto doméstico.

Establece prioridades en tus gastos si el dinero no te alcanza. Es importante pagar el alquiler y la electricidad. Contacta con aquellos a los que debes dinero si no eres capaz de pagar.

Ten precaución en las compras a plazos y en la suscripción de créditos rápidos para adquirir cosas. Plantéate en su lugar la posibilidad de ahorrar dinero a tal fin. Los créditos rápidos y las compras a plazos suelen conllevar intereses y comisiones que encarecen considerablemente la compra.

Bancos, cuentas y tarjetas bancarias

La mayoría de las personas disponen de una cuenta y una tarjeta bancaria. La tarjeta bancaria te permite sacar dinero de tu cuenta en un cajero automático. También puedes emplear la tarjeta para pagar en una tienda o a través de internet. Para obtener una cuenta y una tarjeta bancaria debes hablar con el banco.

La mayoría de las personas piden dinero prestado del banco a la hora de comprar una vivienda o un automóvil. Para obtener un préstamo de un banco debes contar con ingresos estables. Esto quiere decir un dinero que el banco sepa que vas a recibir todos los meses (por ejemplo, el sueldo de un empleo fijo).

Una mano introduce una tarjeta en un terminal de pago en la caja de una tienda.

Foto: Pixabay

Pagar facturas a través de Internet o domiciliación bancaria

Para poder pagar facturas y controlar el saldo de su cuenta bancaria deberá ir a su banco, donde le informarán sobre cómo actuar.

Domiciliación bancaria significa que para pagar facturas recurrentes se deduce el dinero de su cuenta automáticamente.

Una manera sencilla de comprar y realizar trámites bancarios en internet es mediante un certificado electrónico, como el BankID. El certificado electrónico es un documento de identidad virtual. Es comparable a un documento identificativo ordinario.

Puedes obtener el BankID a través de tu banco. El proceso de solicitud varía según la entidad bancaria. Puedes conectarte a tu banca en línea para más información sobre el modo de solicitar el BankID.

Recibos

Un recibo es un documento donde se especifica el coste de algo. Contiene información sobre el importe que debes pagar. Te pueden enviar, por ejemplo, un recibo de teléfono o de la escuela infantil o el centro de actividades extraescolares. También te pueden llegar recibos de televisión, electricidad o calefacción. Al recibo también se le denomina factura.

Debes pagar los recibos antes de su fecha de vencimiento. Ten en cuenta que pueden transcurrir varios días desde que transfieres el dinero hasta que lo recibe el destinatario. Normalmente se detalla "Betalning oss tillhanda" ("Fecha límite de pago") o "Förfallodag" ("Fecha de vencimiento") acompañado de una fecha, lo que significa que el dinero debe haber llegado para ese día.

Aunque tienes la posibilidad de acudir a la oficina bancaria para pagar tus recibos, eso te puede resultar caro. Muchos bancos cobran una elevada comisión por pagar en sus oficinas.

También se pueden pagar los recibos a través de un agente de Kassagirot. Kassagirot cobra una comisión por pagar a través de ellos.

Suele ser más sencillo efectuar los pagos a través de internet. Además, es más barato. Para poder pagar por internet debes tener una cuenta en un banco, que asociará la cuenta a su servicio de banca en línea. La banca en línea te permite pagar tus recibos desde una computadora.

Actualmente, en los recibos figura un número de cuenta de giro bancario o postal al que efectuar el pago. Has de introducir tú mismo el número de cuenta de destino a través del servicio de banca electrónica.

Facturas erróneas y falsas

A veces las empresas cometen fallos en el envío de facturas, así que puedes recibir facturas erróneas. Puede tratarse de un fallo en el conjunto de la factura o en parte de ella.

A la facturas donde figuran productos o servicios que no has encargado se las denomina facturas falsas.

  • Comunícate siempre primero con la empresa para avisarles del fallo.
  • Impugna por escrito (por ejemplo, por correo electrónico) y guarda una copia del mensaje electrónico o carta.
  • No utilices el producto o servicio que hayas recibido sin solicitarlo.
  • Preguntas para la reflexión

    ¿Has recibido alguna vez una factura falsa?

    ¿Ha contactado contigo algún vendedor que sospechas que quería sacarte dinero con engaños?

Deudas y apuntes de morosidad

  • ¿Qué es una deuda?

    Contraes una deuda en el momento en que debes algo. En la gran mayoría de los casos las deudas son de carácter económico, normalmente recibos o préstamos sin pagar.

  • Kronofogden (Oficina Nacional de Cobro Ejecutivo de Suecia)

    Kronofogden (La Oficina Nacional de Cobro Ejecutivo de Suecia), se encarga de la gestión de deudas impagas. Si alguien le debe dinero, Kronofogden le puede ayudar a recuperarlo. También trabaja con la reestructuración de deudas. Eso significa que Kronofogden asiste a personas fuertemente endeudadas a poner orden en su economía.

  • Paga los recibos a tiempo

    Los recibos deben abonarse a tiempo. Si no liquidas tu recibo en el plazo establecido contraerás una deuda con el vendedor, el cual tendrá derecho a cobrarte un recargo de apremio y una tasa de demora. Dichos importes se añadirán al recibo impagado. Por lo tanto, la deuda se incrementará si no pagas a tiempo. Las deudas pueden crecer rápidamente.

    Si has recibido un recordatorio de pago debes asegurarte de pagar lo antes posible para evitar que aumente tu deuda.

    También puede ocurrir que no te lleguen las facturas por correo. Si esperas una factura que no te llega, debes ponerte en contacto con la empresa a la que debes dinero. Solicita a esta empresa que te envíe una nueva factura para evitar innecesarias comisiones de recordatorio.

    Si sigues sin saldar tu recibo tras la recepción de varios apremios, la empresa o un agente de esta podrá remitirte un requerimiento de cobro. Ello significa que dispones de una última oportunidad para abonar el coste del recibo, los recargos adicionales y los intereses correspondientes antes de su traslado a Kronofogden (Oficina Nacional de Cobro Ejecutivo).

    Las empresas recurren a compañías de cobro para que las ayuden a ingresar los pagos. Si una compañía de cobro ha asumido el impagado, deberás abonarle la deuda a esta. Las compañías de cobro aplican una comisión que también deberás pagar.

    Si recibes un requerimiento de cobro es importante que pagues tanto el recibo como la comisión de cobro. De lo contrario, la deuda podrás ser transferida a Kronofogden (la Oficina Nacional de Cobro Ejecutivo de Suecia). De ocurrir esto, correrás el riesgo de recibir un apunte de morosidad y tener que pagar costes aún más elevados, puesto que Kronofogden puede aplicarte un recargo por gestionar tu expediente. Son las distintas empresas de información crediticia, no Kronofogden, las que emiten los apuntes de morosidad.

  • Requerimientos de Kronofogden

    Si has recibido un requerimiento de Kronofogden (lo que se conoce como "mandamiento de pago") y pagas de inmediato no se te registrará un apunte de morosidad.

    Si consideras que el requerimiento es incorrecto puedes impugnarlo. Para ello debes comunicarte con Kronofogden y describir el error.

  • ¿Qué implica un apunte de morosidad?

    Un apunte de morosidad es una anotación de una empresa de información crediticia que indica que no has gestionado debidamente tus pagos. Las firmas de información crediticia recaban información, entre otros, de Kronofogden. Una vez que te han registrado un apunte de morosidad puede resultarte difícil alquilar una vivienda, comprar artículos a plazos o solicitar un préstamo bancario. En otras palabras: no puedes desentenderte de las deudas. Los apuntes de morosidad permanecen registrados un mínimo de tres años.

  • ¿Qué hago si no puedo pagar?

    A veces pueden surgir situaciones que te imposibilitan pagar dentro de plazo. Puede tratarse de enfermedades, accidentes o que, por otros motivos, no ganas lo suficiente para saldar tus deudas. En ese caso, contacta enseguida con el proveedor o proveedores con los que has suscrito el acuerdo o mantienes deudas. De ese modo tal vez puedan negociar un plan de pago a plazos.

Por ejemplo: Reza tiene un apunte de morosidad

Reza está buscando un nuevo apartamento. Ha encontrado uno que le gusta y lo solicita. Pero la respuesta del casero le decepciona. No le conceden el apartamento. El motivo es que tiene un apunte de morosidad.

Hace un tiempo, Reza andaba escaso de dinero. No le alcanzaba para pagar sus facturas. Eso resultó finalmente en un apunte de morosidad. Por ese motivo el casero no ha podido alquilarle el apartamento.

Puedes obtener aquí asesoramiento gratuito sobre acuerdos, abonos, recibos y deudas

  • Entrevista con Davor Vuleta, de Kronofogden

    Llegué a Suecia como refugiado a los 14 años. Tuvimos que estar tres años en un centro de refugiados antes de que concedieran permiso de residencia a mi familia. Tras terminar mis estudios, primero de secundaria y luego universitarios en 2007, empecé a trabajar como inspector en Kronofogden (la Oficina Nacional de Cobro Ejecutivo de Suecia). Desde 2013 investigo sobre seguridad económica de los inmigrantes en Suecia. Estoy realizando un doctorado acerca de este tema en la Universidad de Lund.

    Tengo dificultades para pagar mis recibos. ¿Qué puedo hacer para no acabar en el registro de Kronofogden?

    Hay muchas cosas que puedes hacer para evitar acabar en el registro de Kronofogden. Lo principal es que te esfuerces activamente por resolver la situación. Es importante que actúes de inmediato y que te centres en lo que necesitas pagar, por ejemplo, el alquiler, la electricidad, la comida o el móvil.

    Contacta con aquellos a los que debes dinero y explícales tu situación. Tal vez puedan pactar un pago a plazos o encontrar otra solución. Recuerda que también debes ser capaz de pagar tus otros gastos.

    Otro consejo importante es abrir todas las cartas que recibas. Si vives en casa de amigos y tu correspondencia se envía a otra dirección, es importante que la recojas con frecuencia. La banca en línea te permite configurar la mayoría de las facturas como factura electrónica o bien domiciliarlas. Esto hará que siempre puedas acceder a ellas a través de tu banco por internet. Si optas por la domiciliación (autogiro), el importe de la factura se deducirá de tu cuenta de forma automática cada mes. Por tanto, asegúrate de contar siempre con saldo en la cuenta para poder realizar el pago.

    ¿Puede emplear Kronofogden violencia física para cobrar deudas?

    No. Kronofogden no está autorizada para recurrir a ningún tipo de medida violenta con el fin de liquidar una deuda.

    Lo que hacemos es investigar si la persona endeudada tiene algún bien que podamos requisar para pagar lo que debe. Tal vez esta persona posea dinero en una cuenta bancaria, o una parte del sueldo, que permita saldar las deudas. Podemos también vender automóviles, bienes inmuebles y otros objetos que ayuden a liquidar las deudas, como relojes o cuadros.

    ¿Iré a la cárcel si no pago mis recibos?

    No. En Suecia, tener deudas no constituye un delito.

    Si no pagas tus facturas, estas pueden ir a parar con el tiempo a Kronofogden. Nosotros examinamos si tienes ingresos o eres propietario de algo que podamos vender. Siempre nos aseguramos de que puedas mantener dinero suficiente para pagar el alquiler, la comida y, por ejemplo, los desplazamiento entre casa y el trabajo. Por eso es importante que contestes a nuestras cartas o nos llames para que dispongamos de la información correcta sobre, por ejemplo, el coste de tu alojamiento.

    No comprendo lo de los intereses. ¿Por qué debo pagar intereses? ¿Por qué es tan alto el tipo de interés?

    Nos llegan muchas preguntas acerca de los intereses tanto de inmigrantes recientes como de personas nacidas en Suecia. Con frecuencia están relacionadas con alguna factura que no han podido pagar a tiempo y por la que el emisor les exige luego intereses. Al suscribir un acuerdo con una empresa, por ejemplo, por la compra de un par de zapatos a través de internet, aceptas al mismo tiempo el pago de una tasa de interés determinada en caso de no pagar dentro de plazo. A veces esta información puede figurar en algún lugar difícil de encontrar, o en letra muy pequeña en la parte inferior de la factura. Por ese motivo es importante que leas siempre atentamente lo que estás aceptando al realizar una comprar, por ejemplo, por internet.

    ¿Puedo adquirir la nacionalidad sueca aunque tenga deudas registradas en Kronofogden o apuntes de morosidad en empresas de información crediticia?

    Si estás endeudado, eso puede afectar a tus opciones de conseguir la nacionalidad sueca. La Dirección General de Migraciones es la que decide si se te concede la nacionalidad. En caso de que dicho organismo necesite constatar que no tienes deudas o la fecha en que liquidaste tus posibles deudas con Kronofogden, podremos proporcionarte un extracto de nuestros registros.

    En caso de desear saber si tienes un apunte de morosidad deberás comunicarte con una empresa de información crediticia. Son estas las que se encargan de los apuntes de morosidad, no Kronofogden.