Legislación sobre protección al consumidor

Última actualización: 1 10 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

Este texto trata sobre los derechos del consumidor. Suecia cuenta con leyes que te protegen en la compra de productos y servicios. Estas leyes te otorgan el derecho, por ejemplo, de presentar una reclamación sobre tu compra y, en algunos casos, cancelarla.

Conocerás, por ejemplo, lo que debes hacer para cancelar una compra, protestar contra una factura incorrecta y otros derechos de los que disfrutas como consumidor.

  • Derecho a un nivel de vida digno

    Todo el mundo tiene derecho a un nivel de vida digno. Eso significa, por ejemplo, que tienes derecho a recibir o cobrar dinero suficiente para que tú y tu familia puedan sentirse bien.

    Debes ser capaz de comprar alimentos y ropa, tener una vivienda y poder solicitar asistencia médica. Si te pones enfermo o te quedas desempleado, la sociedad debe velar por que tengas un nivel de vida digno. Los niños tienen derecho a protección social y al nivel de vida necesario para su adecuado desarrollo.

Compras por internet

Comprar por internet puede resultar sencillo, pero hay ciertas cosas a tener en cuenta para que tus compras en línea sean lo más seguras posible.

Infórmate acerca de la empresa

Verifica que la empresa disponga de una dirección y un número de teléfono. Prueba a comunicarte con su servicio de atención al cliente. Hacerlo debe resultar sencillo.
Comprueba qué opinan otras personas sobre la empresa. En internet puedes consultar los aspectos positivos y negativos de la empresa a juicio de otros.

Nunca facilites tus códigos a nadie

Muchas personas emplean sus tarjetas bancarias y teléfonos móviles para comprar por internet o pagar en tiendas. No facilites nunca a nadie tus códigos ni contraseñas. No le prestes tu cuenta bancaria a nadie para transferir dinero. Los que pretenden acceder a tus códigos y contraseñas pueden estar tratando de engañarte para conseguir tu dinero. Es lo que se llama fraude, que es un delito.

Dos ancianos frente a una computadora situada sobre una mesa.

Gangas

Desconfía siempre de las ofertas extremadamente ventajosas en internet. Puede tratarse de un precio muy atractivo de un producto asociado a una costosa suscripción. Las suscripciones pueden resultar difíciles de cancelar.

  • Preguntas para la reflexión

    Indica ejemplos de ofertas y suscripciones atractivas del tipo que se mencionan en el texto.

    ¿Cómo haces para saber si una oferta es verdadera o falsa?

Verifica el precio total y lee las condiciones de compra, entrega y pago
Antes de adquirir nada a una empresa, consulta siempre las condiciones de compra y contractuales

Verifica a cuánto asciende el precio total de lo que pretendes adquirir. Comprueba qué incluye el precio (por ejemplo, gastos de envío).

Comprueba cuál es el plazo de entrega, es decir, el tiempo que vas a tardar en recibir el artículo.

Comprueba cómo puedes pagar el artículo. Al comprar por internet se puede pagar con distintos métodos. Verifica las opciones de pago disponibles y las condiciones asociadas.

Si vas a pagar con una tarjeta bancaria, hazlo solo en sitios web encriptados. En los sitios web encriptados, la dirección web comienza por "https" (en lugar de "http"). Además, si aparece un símbolo de candado en el campo de dirección, significa que el sitio web es especialmente seguro.

Si no dispones de tarjeta de identidad

¿Has obtenido recientemente un número personal de identidad de la Agencia de Administración Tributaria? Recuerda que no debes comprar nada por internet hasta no disponer de tu tarjeta de identidad. Deberás mostrar tu tarjeta de identidad para recoger el paquete en tu punto de entrega o concesionario de correos.

Derechos en la adquisición de productos y servicios

En Suecia existe una legislación que te protege en la compra de productos y servicios. La ley te otorga, por ejemplo, el derecho a reclamar por tu compra y, en algunos casos, a desistir (arrepentirte) de ella.

  • Comprobantes

    Tienes derecho a que te entreguen un comprobante al comprar en una tienda. Si compras por internet tienes derecho a recibir una confirmación del pedido. Recuerda que es aconsejable guardar el resguardo donde se detalla lo que has comprado y el importe abonado.

    En el comprobante debe figurar, entre otros, la fecha, el precio, el nombre del artículo y su cantidad. También ha de especificarse el nombre, número de identificación fiscal y dirección de la empresa.

  • Reclamaciones

    Si un producto o servicio adquirido es defectuoso tienes derecho a presentar una reclamación, o, lo que es lo mismo, una queja por el fallo. El vendedor debe gozar de la posibilidad de reparar el fallo del artículo. A menudo recibirás un producto nuevo en sustitución del defectuoso. En la compra de un servicio, el vendedor debe subsanar el error.

    Tienes derecho a reclamar independientemente de que goces o no de derecho de canje. También los productos en rebajas pueden ser objeto de reclamación si presentan defectos. En Suecia dispones de derecho de reclamación durante tres años.

    Ponte en contacto con el vendedor lo antes posible tras la compra para indicarle qué tipo de fallo presenta el producto o servicio. Si reclamas en un plazo de dos meses tras la detección de la deficiencia se considerará que lo has hecho dentro de un plazo razonable.

    • Guarda siempre el comprobante cuando adquieres algo. Eso te facilitará la devolución del artículo.
    • Reclama por escrito (por ejemplo, a través de correo electrónico).

    Guarda una copia de tu reclamación para poder demostrar que te has quejado ante el vendedor y cuándo lo has hecho.

  • Compra con derecho de devolución

    Una compra con derecho de devolución significa que te rembolsan el dinero si ya no quieres el artículo y lo devuelves en un plazo determinado.

    No hay ninguna ley que garantice la compra con derecho de devolución, tratándose de una oferta voluntaria en la que el propio establecimiento puede fijar sus reglas. Eso significa que mientras unas tiendas pueden brindar un derecho de devolución de 30 días, otras no lo incluyen en absoluto.

    • Consulta siempre en el negocio acerca de las condiciones aplicables.
    • Revisa que en el comprobante conste el período con derecho de devolución.
    • Guarda el comprobante y, en su caso, retorna el artículo antes de que venza el período de devolución garantizado.
    • Devuelve el producto en el mismo estado en que lo adquiriste.
  • Derecho de canje

    El derecho de canje significa que puedes cambiar el producto adquirido por otro. En este caso no te reembolsarán el dinero.

    No hay ninguna ley que garantice el derecho de canje. Se trata de una prestación voluntaria, lo que significa que la propia tienda es la que establece las reglas.

    • Consulta siempre en el negocio acerca de las condiciones aplicables.
    • Revisa que en el comprobante conste el período con derecho de canje.
    • Guarda el comprobante y, en su caso, retorna el artículo antes de que venza el período de canje garantizado.
    • Devuelve el producto en el mismo estado en que lo adquiriste.
  • Derecho de desistimiento

    Cuando adquieres algo en una tienda física no gozas de derecho de desistimiento. Sí tendrás derecho a arrepentirte y a obtener un reembolso si compras algo de forma remota (por ejemplo, a través de internet, por teléfono o en una compra por correo). También dispones de derecho de desistimiento si suscribes un acuerdo con un vendedor fuera de los locales comerciales de este. Un acuerdo es algo que se pacta de forma escrita o verbal.

    • Te corresponde un derecho de desistimiento de 14 días si compras remotamente o fuera del local comercial del vendedor.
    • El plazo de desistimiento se cuenta a partir de la fecha de recepción del artículo. Si adquieres un servicio, se iniciará en la fecha de establecimiento del acuerdo. Se denomina plazo de desistimiento al período de tiempo en que puedes arrepentirte de una compra. En la venta por teléfono se considerará que el acuerdo se establece en el momento en que lo confirmas por escrito. Dicho requisito abarca los acuerdos escritos tanto en formato impreso como electrónico (por ejemplo, a través de correo electrónico o SMS).
    • El vendedor debe facilitar información sobre el modo de desistir de la compra antes de suscribir el acuerdo. Si no te proporciona información suficiente se extenderá el plazo de desistimiento.
    • El derecho de desistimiento no es válido con todo tipo de compras. Por ejemplo, no se aplica a la compra de viajes ni de productos personalizados. El vendedor tiene que informarte de que estas compras no están cubiertas por un derecho de desistimiento.
    • Recuerda que debes expresar por escrito tu desistimiento (por ejemplo, mediante correo electrónico). Guarda una copia como prueba.
    • Deberás devolver el artículo al vendedor en el plazo de 14 días a partir de la fecha de tu comunicación de desistimiento. Has de costear tú mismo los gastos de devolución si el vendedor te ha informado de ello antes de suscribir el acuerdo. Debes ser capaz de demostrar que has retornado el artículo al vendedor. Por consiguiente, guarda como prueba tu comprobante de envío del producto.

Acuerdos

Cuando pactas algo con otra parte se establece un acuerdo entre los dos. Un acuerdo es vinculante para ambas partes, lo que significa que las dos deben cumplir con sus compromisos. Por ejemplo, uno debe suministrar al otro un artículo que el segundo luego ha de pagar.

Cuando compras algo en una tienda o reservas un viaje por internet estás suscribiendo un acuerdo. Para establecer un acuerdo por ti mismo debes tener como mínimo 18 años. Existen numerosas modalidades de acuerdo y distintas reglas en función del objeto del mismo.

Puedes establecer un acuerdo tanto verbalmente como por escrito. Ciertos tipos de acuerdo deben ejecutarse por escrito para ser vinculantes (por ejemplo, la compra de un inmueble).

No tendrás que pagar nada que no hayas encargado

Para que un acuerdo sea válido debes aceptar una oferta o encargar algo expresamente. Si una empresa afirma que has encargado algo, deberá ser capaz también de demostrarlo.

No tendrás que pagar nada que no hayas encargado, pero siempre debes comunicarte con la empresa para impugnar. Impugnar significa que te opones al pago que la empresa erróneamente te exige.

Impugna por escrito (por ejemplo, por correo electrónico) y guarda una copia de tu mensaje electrónico o carta. Tampoco estás obligado a pagar los gastos de devolución de algo que no hayas solicitado, es decir, el coste del envío de retorno al vendedor de un producto. Si la empresa te reclama los artículos, pide una etiqueta de devolución prefranqueada.

Venta telefónica

Es habitual que llamen empresas para vender algo. Se denomina venta telefónica o telemarketing.

Puedes bloquear tu teléfono si quieres reducir el número de llamadas de vendedores telefónicos. Para bloquear tu teléfono, contacta con NIX-Telefon. Ahora bien, recuerda que eso no acabará por completo con la venta telefónica. El registro de tu número de teléfono en el servicio de bloqueo impedirá a la mayoría de las empresas llamarte para fines de ventas, marketing o recaudación de fondos. Sin embargo, sí podrán llamarte determinadas compañías, entre otras, aquellas de las que eres o has sido cliente. Antes de llamarte, las empresas están obligadas a verificar si tu teléfono ha sido incluido en NIX.

Abonos

Un abono es un acuerdo en el que un proveedor suministra periódicamente un producto o servicio a un cliente. Los abonos pueden ser válidos por un tiempo determinado o indefinidamente. Un proveedor es una persona o empresa que suministra un producto o servicio.

Un abono puede ser, por ejemplo, un acuerdo de suministro de electricidad, de telefonía móvil o de televisión de pago por cable o satélite.

Casi siempre es el proveedor el que redacta el acuerdo. Este suele estar escrito de manera que pueda utilizarse en varias situaciones comerciales similares, lo cual significa que, como cliente, no tienes posibilidad de modificar su contenido. Debes elegir entre aceptar el acuerdo de abono u optar por otro proveedor.

Al cliente suele denominársele abonado.

Abonos trampa

Un abono trampa se compone de una oferta atractiva acompañada a menudo de una suscripción hábilmente oculta. En internet –y, en particular en el ámbito de las redes sociales– son comunes las ofertas de productos baratos que desembocan en costosas suscripciones. Por ejemplo, una oferta para participar en un estudio de mercado con la posibilidad de adquirir un móvil a un precio inusualmente rebajado. Puede tratarse también de un paquete de prueba de una dieta donde el consumidor, en apariencia, solo tiene que pagar los gastos de envío. Los abonos trampa están presentes también en la venta por teléfono.

Hallå Konsument ha elaborado unos videos donde se explica la trampa de las suscripciones. Estos videos solo están disponibles en sueco.

Puedes obtener aquí asesoramiento gratuito sobre acuerdos, abonos, recibos y deudas