La inmigración en Suecia

Última actualización: 4 8 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

Este texto trata sobre inmigrar a Suecia. Accederás a información sobre la inmigración en Suecia a lo largo de las décadas y cómo esto ha influido en el país.

Ilustración de un globo terráqueo que muestra a personas en movimiento con maletas.

También conocerás los diferentes tipos de inmigración, entre otros, por motivos laborales o asilo.

Conocerás más en detalle las leyes y normas que conciernen a aquellos que se mudan a Suecia, así como otros asuntos, por ejemplo, permisos de trabajo y residencia y obtención de la nacionalidad sueca.

  • Derecho de solicitud de asilo

    Todo el mundo tiene derecho a solicitar asilo y a obtener protección si se es objeto de persecución. Pueden existir muchas razones para solicitar asilo y la protección que se precisa varía.

    Suecia se ha adherido a la Convención de las Naciones Unidas sobre los Refugiados. En ella se establece que las solicitudes de todas las personas que buscan asilo han de tramitarse de una misma manera. A aquellos que reciben una respuesta positiva se les concede permiso de residencia en Suecia y protección contra una eventual deportación a su país de origen.

    El número de personas en el mundo que se ven obligadas a abandonar sus hogares no deja de aumentar. En 2020 superaron los 80 millones. Constituye un 1 % de la población del planeta.

Una breve historia de la inmigración en Suecia

En la segunda mitad del siglo XIX muchas familias suecas eran pobres. Buena parte de la población trabajaba en la agricultura y el invierno en ocasiones era largo y frío. Era difícil conseguir comida suficiente. En esta época emigraron del país un millón y medio de suecos. Muchos atravesaron el Atlántico en barco en busca de una vida mejor en Estados Unidos. Por aquel entonces, Suecia era un país de emigrantes.

Hoy, por el contrario, son numerosas las personas que cruzan en embarcaciones el Mediterráneo y sueñan con venir a Europa y a Suecia. En Suecia hay más inmigrantes que emigrantes. Ahora Suecia ha pasado a ser un país de inmigración.

La inmigración a Suecia ha ido cambiando con el paso de los años. A veces ha llegado mucha gente en un período de tiempo relativamente corto. Son numerosas las personas que han venido a Suecia tras haberse visto obligadas a huir de su país de origen. Otras lo han hecho para trabajar.

En torno a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) llegaron muchos que escapaban de otros países nórdicos, del Báltico y de Europa del Este. En las décadas de 1950 y 1960, las empresas suecas necesitaban mano de obra y fueron muchos los que acudieron al país para trabajar. Muchos vinieron de Alemania, Grecia, Yugoslavia, Turquía y los países nórdicos. La inmigración contribuyó a que la economía sueca fuese muy bien durante este período.

Mapa ilustrado de Europa que muestra a personas con maletas desplazándose en dirección a Suecia.
  • Preguntas para la reflexión

    ¿Sabías que Suecia ha sido en el pasado un país de emigrantes? ¿Qué opinas al respecto?

    ¿Cómo crees que hizo Suecia para animar a la gente a mudarse aquí para trabajar?

De la inmigración laboral a la inmigración en busca de asilo

En la década de 1970 la economía sueca empeoró y el empleo cayó. Eso hizo que no inmigraran al país tantas personas para trabajar. No obstante, sí fueron numerosos los que llegaron a resultas de conflictos en sus países de origen (por ejemplo, Chile e Irán). Buscaban asilo en Suecia. Muchos también se trasladaron aquí para reunirse con sus familiares.

En 1975, el parlamento sueco aprobó nuevas directrices políticas. Estas nuevas directrices facilitaban a los inmigrantes el mantenimiento de su idioma y cultura. Se concedió a los inmigrantes el derecho a contar con un intérprete en su contacto con las autoridades suecas, y en la escuela los niños podían acceder a enseñanza en su idioma materno. La inmigración ha generado diversidad y ha contribuido a desarrollar la sociedad y la cultura suecas.

En las décadas de 1980 y 1990 se produjeron guerras y disturbios en diversos lugares del mundo. Muchos de los solicitantes de asilo en Suecia procedían de Irán, Irak, Líbano, Siria, Turquía, Somalia y la antigua Yugoslavia.

Hoy en día Suecia cuenta con una población de 10,3 millones de personas. De ellas, 2,6 millones han nacido en el extranjero o uno o ambos de sus progenitores han nacido en el extranjero. Esto significa que el 25 % de la población sueca es de origen extranjero.

Una mayor movilidad y control

A finales de la década de 1980 se endurecieron las reglas para inmigrar a Suecia. Los controles en las fronteras del país son ahora más exhaustivos y se necesitan documentos identificativos para poder entrar.

Suecia es un Estado miembro de la Unión Europea (UE). Esto significa los países de la Unión en su conjunto deciden ciertos aspectos relacionados con la migración tanto de entrada como de salida.

Por ejemplo, en la década de 1990 los países comunitarios acordaron que si alguien deseaba solicitar asilo en un Estado miembro debía hacerlo en el país de llegada. A esta norma se la denomina Reglamento de Dublín.

  • Preguntas para la reflexión

    ¿Conoces el Reglamento de Dublín?

    ¿Qué más cosas sabes al respecto?

    ¿Qué consecuencias pueden tener estas normas para aquellos que buscan asilo en la UE?

En la década de 2000 se modificó la normativa aplicable a las personas que emigraban a Suecia para trabajar. Ello se debe a la decisión de la UE de facilitar la movilidad entre los Estados miembros y también a la intención de Suecia de simplificar a las empresas suecas la contratación de personal de fuera de la UE.

En 2016 entró en vigor una nueva ley provisional que hizo que se concediera a un buen número de personas permisos de residencia temporales en lugar de permanentes.

  • Preguntas para la reflexión

    ¿Qué puede significar para alguien la obtención de un permiso de residencia temporal?

    ¿A qué aspectos de la vida afecta?

Legislación y normativas

En Suecia existe una ley llamada Ley de Extranjería. Contiene normas relativas al asilo, los permisos de residencia y de trabajo y la reunificación familiar.

Asilo y permiso de residencia

En algunos países uno no puede tener las opiniones que quiere. Te expones a terminar en la cárcel o incluso a que te maten por mantener una determinada postura política. También puedes ir a prisión o te pueden matar si, por ejemplo, profesas una religión específica o tienes una orientación sexual determinada. Si vives bajo una amenaza de este tipo puedes buscar protección en otro país. Es lo que se denomina asilo. Personas del mundo entero pueden solicitar asilo y obtener permiso de residencia en Suecia.

Hay diversos motivos para obtener un permiso de residencia. Por ejemplo, si hay una guerra en el país donde vives, para reunirte con tu familia o para estudiar o trabajar.

Si se aprueba tu solicitud de asilo, significa que habrás obtenido permiso de residencia.

  • El permiso de residencia temporal (TUT) significa que puedes permanecer en Suecia durante un período determinado de tiempo.
  • El permiso de residencia permanente (PUT) significa que puedes vivir y trabajar en Suecia sin limitación de tiempo.

En Suecia solicitan asilo personas de todo el mundo. En la década de 2010 fueron muchos los que solicitaron asilo y también a los que se les concedió permiso de residencia. Entre 2010 y 2019 obtuvieron permiso de residencia un total de entre 95 000 y 150 000 personas al año. De ellas, entre 12 000 y 72 000 por motivo de asilo.

Permiso de trabajo

Si eres un ciudadano extranjero y quieres tener derecho a trabajar en Suecia, necesitarás un permiso de trabajo. El permiso se solicita a la Dirección General de Migraciones.

Si se te ha denegado tu solicitud de asilo pero has trabajado mientras se tramitaba, podrás optar a un permiso de trabajo en lugar de uno de residencia.

Reunificación familiar en Suecia

Si resides en Suecia es posible que tu familia tenga derecho a mudarse al país contigo. Es lo que se llama reunificación. Pueden optar a ella tu cónyuge, conviviente o pareja, así como tus hijos menores de 18 años.

Si tu familia tiene derecho a reunirse contigo se aplica lo siguiente:

  • Debes haber obtenido un permiso de residencia permanente

o

  • Has obtenido un permiso de residencia temporal, pero se considera que tienes posibilidades de acceder a uno de tipo permanente.

Además, para poder traerte a tu familia es posible que debas demostrar que eres capaz de mantener a todos y que dispones de una vivienda adecuada para la unidad familiar.

  • Preguntas para la reflexión

    Aunque vivir en compañía de tu familia es un derecho humano, existen requisitos y condiciones para reunificarte con ella en Suecia. ¿Qué opinas al respecto?

Nacionalidad sueca

Para convertirte en ciudadano sueco has de presentar una solicitud a la Dirección General de Migraciones. Debes tener como mínimo 18 años, contar con un permiso de residencia permanente y haber tenido permiso para residir en Suecia durante un determinado período de tiempo. Si eres menor de 18 años podrás adquirir la nacionalidad sueca si la solicitas junto con alguno de tus progenitores. La Dirección General de Migraciones es la que decide si se te concede la nacionalidad.