Identidad y cultura

Última actualización: 4 8 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

El presente texto hace referencia a la identidad y la cultura. Leerás sobre lo que significa identidad y cómo esta puede evolucionar a lo largo de la vida. También tendrás ocasión de reflexionar acerca de tus identidades.

El texto aborda también lo que puede conllevar trasladarse a un nuevo país y vivir con dos culturas, y podrás reflexionar sobre lo que significa la integración para ti. Se incluye además información sobre las tradiciones y festividades que se celebran tanto en Suecia como en el resto del mundo.

  • Derecho a una identidad

    Como recién nacido tienes derecho a un nombre, una nacionalidad y a ser amparado por la ley. En el trascurso de la vida irás desarrollando tus conocimientos, identidad cultural, opiniones políticas, religión y orientación sexual. Aquellos que se identifican con una minoría tienen derecho a practicar su propia religión, idioma y cultura en la compañía de otras personas adheridas a esa identidad.

    Todos tenemos derecho a desarrollar una identidad. El Estado no puede juzgar de manera diferente las distintas identidades, ni tampoco registrar tu identidad.

¿Quién soy yo, quién eres tú y quiénes somos nosotros?

¿Quién eres? ¿Has reflexionado al respecto? ¿Vas a ser la misma persona de aquí a 10 años?

Estas preguntas y el presente texto hacen referencia a la identidad. La identidad trata de quiénes somos y la manera en que nos vemos a nosotros mismos.

Cuando se producen transformaciones en la vida, la cuestión de la identidad suele adquirir un papel importante. Mudarse a otro país supone un gran cambio y puede suscitar numerosos pensamientos y emociones. Mientras que a algunos las nuevas costumbres y tradiciones les parece algo emocionante, a otros les resultan difíciles y complicadas. Ambos tipos de reacciones son normales. Puede requerir algo de tiempo habituarse a todas las cosas novedosas de un país nuevo.

Desarrollas tu identidad a lo largo de toda la vida. Todas las experiencias que llevas contigo a Suecia han conformado tu identidad hasta ese momento. Y todo aquello que vivas en Suecia también la determinará. Conocerás a gente nueva, aprenderás un nuevo idioma y adquirirás nuevas costumbres.

Todo lo que te sucede, tus opiniones y planteamientos, las personas con las que te cruzas y las cosas que ocurren en el mundo influyen sobre el modo en que te ves a ti mismo. Las experiencias contribuyen a moldear tu identidad. Así pues, tu identidad la forjas tú mismo y aquello que sucede a tu alrededor.

  • Preguntas para la reflexión

    Estos son algunos ejemplos de la manera en que se conforman las identidades. Podemos tener un gran número de identidades al mismo tiempo. ¿Qué identidades tienes tú?

Vivir con dos culturas

Ariana lleva viviendo en Suecia casi dos años. Cuenta lo siguiente al respecto de la identidad y la cultura: «En el país en el que vivía antes, mucha gente piensa que no está bien tener distintas identidades y culturas, algo con la que yo siempre he estado de acuerdo. Sin embargo, ahora pienso que las personas pueden tener varias identidades y culturas dobles. Esto significa mucho para mí».

Para algunas personas es importante abrazar todo lo que ofrece el nuevo país. Pero también puede resultar fundamental preservar algunos elementos de la vida anterior a Suecia. ¿Qué es lo importante para ti?

Pertenencia y similitudes

La identidad es algo personal. Tu identidad es únicamente tuya. Pero, al mismo tiempo, es tu identidad la que hace que te sientas vinculado a los demás. La religión puede constituir un factor que te una a otras personas. Compartís la misma fe, celebráis las mismas festividades y miráis el mundo de una forma similar.

Si eres sueco, americano o somalí, es probable que sientas afinidad con otras personas de los países en cuestión. Habláis la misma lengua y conocéis las costumbres, tradiciones y normas no escritas sobre lo que está bien y no está bien en los distintos contextos.

Por lo tanto, nuestra identidad se forma mediante el sentimiento de pertenencia y las similitudes. Pero también a través de la diferencia. Por ejemplo, la diferencia que supone ser sueco, americano o somalí, o entre ser mujer u hombre.

Sin embargo, las semejanzas entre las personas son con frecuencia mayores que las diferencias. Un ejemplo de ello son las festividades. En todas las religiones se celebran distintas fiestas, pero lo solemos hacer de una forma bastante parecida. A menudo comemos platos muy ricos y pasamos tiempo en compañía de familiares y amigos.

Pasado y presente

Hace 150 años Suecia era una sociedad agraria. Era habitual trabajar en lo mismo que tus padres. La mayoría disponía de escasas oportunidades para viajar y conocer otros lugares y culturas. Tampoco era común relacionarse con personas de otras clases sociales. Los valores y concepciones del mundo de las personas se derivaban de un contexto limitado.

Hoy las cosas son diferentes, tanto en Suecia como en otros muchos países. Las posibilidades son infinitas. Vivimos en una sociedad global y nos encontramos todo el tiempo bajo la influencia de lo que sucede en otras partes del mundo.

Suecia ha sido un país que muchos dejaron atrás en busca de una vida mejor. Ahora Suecia se ha convertido es un lugar que acoge a gente de muchos sitios diferentes del planeta. La inmigración en Suecia nos ha permitido conocer otras culturas, tradiciones y modos de vida.

Tradiciones y festividades

La gente celebra festividades y tradiciones en todos los países del mundo. Normalmente te reúnes con el fin de festejar un acontecimiento especial e importante ocurrido mucho tiempo atrás. Muchas tradiciones y celebraciones tienen un origen religioso. Ocurre también en Suecia, un país de tradición cristiana desde hace muchos siglos. Hoy en día en Suecia se conmemoran tradiciones y festividades de multitud de países y religiones distintas. Cuando acabas de llegar a un país sueles entrar en contacto con nuevas fiestas y tradiciones.

A continuación incluimos algunos ejemplos de festividades que se celebran en Suecia.

En febrero y marzo en Suecia muchas personas comen un dulce llamado semla. Es un bollo de pasta de almendras y nata montada. Se trata de una tradición que se remonta a la época en que la gente ayunaba en Suecia. Antes del ayuno, se comían alimentos ricos en grasas. Las personas que ayunan se abstienen de hacer cosas determinadas durante un cierto período, entre otros, por motivos religiosos. Aunque la mayoría de las veces se trata de comida, también pueden ser otras cosas.

La Semana Santa se celebra en marzo o abril. En ella se conmemora la muerte y resurrección de Jesucristo. La Semana Santa es una festividad que en Suecia la mayoría de la gente pasa junto con amigos y familiares. En Semana Santa es habitual comer huevos, cordero, salmón y arenque. También es común dar a los niños golosinas dentro de huevos de gran tamaño. Muchos niños se disfrazan antes de la Semana Santa. Llaman a la puerta de otras casas para desearles una feliz pascua. La gente suele dar golosinas a los niños.

El Nouruz es una celebración de año nuevo propia de varios pueblos, entre otros, persas, kurdos y afganos. En Suecia, el Nouruz se conoce también como Año Nuevo persa o kurdo. Se celebra los días 20, 21 o 22 de marzo, cuando el día y la noche tienen una misma duración (es decir, en el equinoccio de primavera). El Nouruz es una fiesta de bienvenida de la primavera que dura 13 días e incluye abundantes festejos, comida y alegres celebraciones. Se encienden también pequeñas fogatas sobre las que la gente salta.

El 30 de abril es la Noche de Walpurgis. En ella, muchos celebran que la primavera ha llegado. Es habitual encender grandes hogueras y cantar canciones relativas a la primavera.

El 1 de mayo es la fiesta de los trabajadores, que se ha celebrado desde el siglo XIX en muchos países. El uno de mayo es un día festivo, en el que la mayoría libra y las escuelas permanecen cerradas. Mucha gente se manifiesta el 1 de mayo a favor de los derechos de los trabajadores.

La fiesta de la Ascensión se celebra 40 días después de la Pascua. En esta fecha se conmemora la partida de Jesús de la tierra tras su muerte. La Ascensión es un día festivo. La mayoría de las personas no acuden al trabajo y hay muchas tiendas cerradas.

El 6 de junio es el día nacional de Suecia y es festivo. Muchas personas se visten con trajes típicos. Los trajes típicos varían en función de la región de Suecia de la que se proceda.

La Víspera de San Juan es un festejo popular en Suecia. Se celebra siempre el viernes que cae entre el 19 y 25 de junio. Sus raíces se remontan a mucho antes de que se extendiera el cristianismo en Suecia. En la Víspera de San Juan se suele bailar alrededor de un mayo. Se trata de una estaca de grandes dimensiones adornada con hojas y coronas de flores. Muchos adultos y niños también se coronan el pelo con coronas de flores. En la noche de San Juan se come tradicionalmente arenque, salmón, patatas frescas y fresas.

En setiembre u octubre se celebra Yom Kipur que es una importante fiesta del judaísmo. Se celebra ayunando, rezando, juntándose para los oficios religiosos y pidiendo perdón a sus semejantes. Yom Kipur (día de la Expiación) tiene lugar diez días después del año nuevo judío (Rosh Hashaná).

El Día de Todos los Santos se celebra en un sábado entre el 31 de octubre y el 6 de noviembre. Es una festividad cristiana dedicada a las personas fallecidas. Muchos suecos acuden al cementerio para encender una vela al lado de la tumba de familiares y amigos.

El 13 de diciembre es la Fiesta de Santa Lucía. En Suecia, se celebra Santa Lucía para que vuelva la luz tras el invierno. Los niños de preescolar y de los colegios cantan canciones sobre Santa Lucía y la Navidad.

La Navidad es una festividad cristiana en la que se conmemora el nacimiento de Jesús. Las familias se reúnen, cocinan y comen y se hacen regalos entre sí. En Suecia, los regalos de Navidad se entregan en Nochebuena, el 24 de diciembre. En Navidad es habitual llevar un abeto a casa y cubrirlo de luces, bolas y serpentinas.

El Ramadán es el período de ayuno del islam. Tiene una duración de un mes. Durante el Ramadán son muchos los adultos musulmanes que no comen, beben, fuman ni mantienen relaciones sexuales entre el amanecer y el ocaso. El Ramadán finaliza con una gran festividad denominada Aíd al Fitr. Si estás embarazada, tienes la regla o estás dando el pecho, no tienes que hacer ayuno. Tampoco si eres una persona mayor o estás enfermo. El Ramadán cae en diferentes fechas del año puesto que el año musulmán sigue el calendario lunar.