El sistema electoral sueco

Última actualización: 25 8 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

Este texto trata del sistema electoral sueco. Es a través de las elecciones que la población puede influir sobre la política en Suecia.

Un centro de votación con una mano depositando un voto en una urna y una persona en segundo plano en una cabina electoral.

Se incluye información sobre las elecciones existentes, quiénes pueden votar y cómo hacerlo. También conocerás quiénes pueden ser políticos y los que gobiernan Suecia en la actualidad.

  • Derecho de influencia y participación en el gobierno de tu país

    Todo el mundo tiene derecho a participar en el gobierno de su país, tanto de forma directa como a través de representantes mediante elecciones libres y justas.

    También tienes derecho a libertad de opinión y de expresión. Esto significa que puedes pensar y opinar como quieras. Además, tienes derecho a transmitir tus pensamientos e ideas a otras personas, por ejemplo, a través de las redes sociales. Sin embargo, no puedes utilizar tu libertad de expresión para propagar el odio ni difamar a otras personas o colectivos. Tienes derecho igualmente a organizar y participar en reuniones, manifestaciones y asociaciones de carácter pacífico. Ahora bien, de la misma manera, también tienes derecho a no participar en reuniones, manifestaciones o asociaciones.

Elecciones cada cuatro años

En Suecia todo el mundo puede participar en las decisiones. Esta es la base de la democracia. Cada cuatro años se celebran elecciones nacionales en Suecia, en las que votamos por los partidos que defienden las políticas más adecuadas según nuestra opinión. Los partidos elegidos democráticamente serán los que luego gobernarán Suecia en nuestro nombre. Por tanto, las opiniones de la ciudadanía tienen una importancia crucial para el futuro funcionamiento del país.

Se puede votar a distintos partidos, que están representados por políticos. Los diferentes partidos suelen abogar por diversas ideas y propuestas sobre la manera de gobernar el país. Por ejemplo, los políticos deciden cuánto va a costar tomar el autobús, los impuestos que debemos pagar y cómo se van a gestionar las escuelas. La política trata cuestiones que nos afectan en nuestro día a día.

Distintos tipos de elecciones

En Suecia se vota en cuatro elecciones generales:

  • Elecciones al consejo municipal
  • Elecciones al consejo regional
  • Elecciones al parlamento nacional (Riksdag)
  • Elecciones al Parlamento Europeo

Los diputados del parlamento nacional toman decisiones sobre cuestiones que afectan al país en su conjunto. Los políticos regionales y municipales adoptan decisiones que atañen a las localidades donde residimos. Los políticos del Parlamento Europeo deciden sobre temas que conciernen a toda la Unión Europea.

Partidos políticos

En las elecciones otorgas tu voto a un partido. En ocasiones puede parecerte que muchos partidos opinan lo mismo. Por ejemplo, todas las formaciones políticas quieren mejorar la atención sanitaria y la educación. Sin embargo, piensan distinto acerca del modo de impulsar la sanidad y la enseñanza. Ello se debe en parte a su diferente ideología, es decir, al conjunto de ideas sobre la organización y gestión de la sociedad. Existen multitud de ideologías: Entre las clásicas destacan el conservadurismo, el liberalismo, el socialismo o el comunismo. También hay ideologías modernas, como, por ejemplo, el feminismo o el ecologismo.

Un partido político es un grupo de personas que se presenta a unas elecciones para obtener influencia sobre temas que consideran importantes. Por lo general, los partidos cuentan con afiliados que tienen ideas y opiniones similares acerca del influjo que desean ejercer sobre el país. Sin embargo, no se aplican requisitos concretos sobre la estructuración de los partidos. En las leyes fundamentales de Suecia, por ejemplo, no se define lo que es un partido, únicamente que los escaños (asientos) del Riksdag deben repartirse entre las formaciones que han participado oficialmente en las elecciones.

Tal vez no pienses exactamente igual que un partido concreto. Puedes seleccionar las cuestiones que consideres más importantes. Vota por el partido que, de acuerdo con tu opinión, defienda la política más acertada. La diversidad de partidos es importante para una democracia, ya que ofrece a los electores distintas alternativas para su voto.

En Suecia, los partidos políticos suelen colocarse dentro de un espectro concreto: izquierda y derecha. En este espectro se describe, por ejemplo, la cantidad de impuestos que las formaciones políticas opinan que debemos pagar o el nivel de intervención del Estado dentro de la sociedad. También existen partidos que no encajan de forma clara en esta escala de izquierda o derecha, los cuales se considera que pertenecen al centro político.

Módulo este del Parlamento sueco con la bandera nacional y de la Unión Europea ondeando al viento.

Foto: Melker Dahlstrand/Parlamento de Suecia

Representación proporcional

En Suecia aplicamos lo que se denomina sistema de representación proporcional, lo que quiere decir que un partido que obtiene el 20 % de los votos consigue también en torno al 20 % de los diputados en el parlamento nacional (Riksdag). En el parlamento se asignan un total de 349 escaños.

Los partidos que logran más votos en las elecciones parlamentarias (o legislativas) se hacen también con la mayoría de escaños en el Riksdag. Es habitual que los partidos colaboren para formar mayorías y sacar así adelante sus propuestas políticas.

Los partidos pequeños no entran en el parlamento nacional

No todas las formaciones políticas tienen cabida en el Riksdag. Para poder acceder a la cámara, los partidos deben lograr como mínimo un 4 % de los votos en las elecciones legislativas. Esta norma se aplica para facilitar los acuerdos entre las formaciones parlamentarias. Si hay demasiados partidos, puede resultar más complicada la colaboración entre ellos.

En las elecciones regionales y municipales las reglas son ligeramente diferentes. A los partidos más pequeños les es más fácil obtener representación en ellas.

¿Qué partidos están representados actualmente en el Parlamento sueco?

A continuación se presentan los partidos con representación en el Riksdag en la actual legislatura.

Se muestra entre paréntesis el porcentaje de votos obtenido por cada uno de ellos en las elecciones de 2018.

  • Partido de Centro ("C"): 31 escaños (8,61 %)
  • Partido Democristiano ("KD"): 22 escaños (6,32 %)
  • Partido Liberal ("L"): 20 escaños (5,49 %)
  • Partido del Medioambiente ("MP"): 16 escaños (4,41 %)
  • Partido Moderado ("M"): 70 escaños (19,84 %)
  • Partido Socialdemócrata ("S"): 100 escaños (28,26 %)
  • Demócratas de Suecia ("SD"): 62 escaños (17,53 %)
  • Partido de Izquierda ("V"): 28 escaños (8,00 %)

Para conocer más detalles acerca de las ideas principales de los partidos del Parlamento sueco puedes visitar sus respectivos sitios web.

Símbolo y número correspondiente de diputados de los partidos políticos suecos con representación en el parlamento nacional.

Partidos políticos suecos con representación en el parlamento nacional y número de diputados respectivo. Fuente: Parlamento de Suecia, obtenida el 14 de junio de 2021.

Referendos

En ocasiones los políticos recurren a la ciudadanía para consultarle sobre temas específicos. Es lo que se llama referendo o plebiscito. Los referendos suelen tener un carácter meramente consultivo, es decir, los políticos no están obligados a acatar el resultado. Sin embargo, ofrecen una vía adecuada para recabar la opinión de la población. En 2003 celebramos un referendo sobre el euro, en el que Suecia votó sobre la posibilidad de sustituir la corona sueca (SEK) por el euro (EUR). El pueblo sueco rechazó el cambio y los políticos hicieron caso del resultado; por tanto, Suecia mantuvo la corona como divisa.

Los referendos también pueden convocarse a nivel municipal o regional (denominándose en ambos casos referendos municipales).

¿Quién tiene derecho a votar?

Podrás votar en las elecciones parlamentarias si eres ciudadano sueco y tienes como mínimo 18 años. Además, debes haber constado como inscrito en el registro civil de Suecia en algún momento.

Podrás votar en las elecciones municipales y regionales si tienes 18 o más años y has estado inscrito en el registro civil sueco un mínimo de tres años. Es decir, no es necesario poseer la nacionalidad sueca para votar en las elecciones municipales o regionales. Si eres ciudadano de otro país de la Unión Europea, o de Islandia o Noruega, tampoco tendrás que haber estado inscrito en el registro civil sueco tres años para participar en las elecciones municipales y regionales.

Podrás votar por el Parlamento Europeo si has cumplido los 18 años, eres ciudadano de un país comunitario y figuras como inscrito en el registro civil de Suecia.

¿Cómo se hace para votar?

Las elecciones se celebran el segundo domingo de septiembre cada cuatro años. Se convocan tres comicios al mismo tiempo: al parlamento nacional (Riksdag) y a los gobiernos regional y municipal correspondientes.

Las personas con derecho a voto recibirán en su casa una tarjeta censal antes de las elecciones donde se indica el colegio electoral al que deben acudir. Puede tratarse, por ejemplo, de un centro escolar cerca de donde vives. Deberás presentar tu tarjeta de identidad, pasaporte o permiso de conducir a la hora votar.

En los colegios electorales hay disponibles papeletas de los distintos partidos. Debes introducir la papeleta en un sobre. Las papeletas son de tres colores distintos: amarillas para las elecciones parlamentarias; azules para las elecciones regionales; y blancas para las elecciones municipales. Si lo deseas, puedes votar también por un representante político en concreto. En ese caso deberás marcar una cruz delante del nombre del político correspondiente.

Si no quieres, no tienes por qué desvelar el partido por el que votas. Los colegios electorales disponen de mamparas tras las que podrás introducir en el sobre la papeleta elegida. Los encargados de las mesas electorales no podrán averiguar el partido por el que has votado.

También tienes la posibilidad de votar antes de las elecciones. Es lo que se llama votación por adelantado. El período de votación por adelantado se inicia 18 días antes de las elecciones. En todo el país hay disponibles centros de votación por adelantado.

  • Preguntas para la reflexión

    Lee otra vez el texto y piensa en lo que sucede cuando llega el momento de votar en unas elecciones en Suecia. ¿Qué debes hacer por tu cuenta?

Votación en las elecciones europeas

En las elecciones europeas se sigue el mismo procedimiento que en los comicios parlamentarios. Tienen lugar cada cinco años y las papeletas son de un único color: blanco.

Participación electoral

Votando en las elecciones te aseguras como ciudadano de ejercer tu influencia sobre la política de Suecia. Ofrece una forma de cambiar las cosas que consideras injustas o que no funcionan bien. Cuando las personas no votan, ello se debe tal vez a la desconfianza en los políticos. Puede tratarse de un indicio de que la democracia no funciona de la manera adecuada.

En Suecia son muchos los que optan por votar. En las elecciones parlamentarias de 2018 participó el 87 % de la población del país. Se trata de una elevada cifra de participación comparado con otros muchos países.

El nivel de participación difiere entre los distintos colectivos que conforman el país. La concurrencia electoral es inferior entre las personas con un nivel bajo de ingresos y de formación y entre los nacidos fuera de Suecia. Ello puede deberse, entre otras cosas, al hecho de que no todo el mundo es consciente sobre su derecho al voto o a la creencia de que el voto propio no tiene importancia alguna.

Lo cierto es que cada uno de los votos influye sobre el desenlace de las elecciones. En las últimas elecciones al Riksdag se abstuvieron de participar casi un millón de ciudadanos, cuyo voto habría podido determinar la política sueca.

¿Quién puede ejercer de político?

Para ser político se aplican las mismas reglas que para votar en las elecciones. Si, por ejemplo, llevas residiendo en Suecia tres años como mínimo, podrás presentarte a las elecciones municipales.

También puedes implicarte en un partido sin necesidad de ejercer un cargo. Afiliándote a un partido tienes la posibilidad de influir sobre la política. Si no te atrae ninguna de las formaciones existentes puedes involucrarte en un movimiento social u otro tipo de asociación. Tienes la opción de enviar cartas a distintas publicaciones, llamar a programas de radio o incluso fundar tu propio partido.

¿Quiénes son los representantes electos?

Los políticos elegidos mediante votación deben representar al pueblo y las distintas opiniones existentes. Entre los políticos electos hay algunos colectivos subrepresentados. Es decir, la proporción de políticos de un origen determinado es inferior al porcentaje de la población en que se integran.

Por ejemplo, en el Parlamento sueco hay un número relativamente reducido de diputados mayores de 65 años comparado con la cantidad de ciudadanos en esta franja de edad. También encontramos relativamente pocos parlamentarios nacidos en el extranjero si lo comparamos con la población de Suecia en general.

Sin embargo, sí que hallamos casi tantas mujeres como hombres en el Riksdag, lo cual es bastante poco habitual. En gran parte de los países hay muchos más hombres que mujeres entre los gobernantes. Suecia, a pesar de la distribución uniforme entre hombres y mujeres en su parlamento, solo ha tenido a una mujer como primera ministra. Antes de que Magdalena Andersson se convirtiera en primera ministra en 2021, todos sus predecesores habían sido varones. Suecia instauró el cargo de primer ministro en 1876.