¿Qué es la democracia?

Última actualización: 24 8 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

¿Qué es la democracia? Se trata de una pregunta difícil para la que no existe una respuesta clara. Para unos, la democracia es algo obvio. Sin embargo, para otros no. Suecia es una democracia, pero no lo ha sido siempre. Un siglo atrás, la gran mayoría de las personas no disfrutaba de muchas de las libertades, derechos y oportunidades que tenemos hoy en Suecia.

Sala de reuniones a inicios del siglo XX con mujeres, diferentes pancartas y una banderola con un lema en defensa del derecho de voto femenino.

Foto: Museo Nacional de Cultura Popular

Este texto trata de la democracia. Conocerás cuáles son los elementos que caracterizan una democracia y acerca de distintos tipos de democracia. También se te informa sobre los retos a los que se enfrenta la democracia en Suecia. Además, podrás leer distintas cosas que puedes hacer para influir y participar en la sociedad.

  • Derecho de influencia y participación en el gobierno de tu país

    Todo el mundo tiene derecho a participar en el gobierno de su país, tanto de forma directa como a través de representantes mediante elecciones libres y justas.

    También tienes derecho a libertad de opinión y de expresión. Esto significa que puedes pensar y opinar como quieras. Además, tienes derecho a transmitir tus pensamientos e ideas a otras personas, por ejemplo, a través de las redes sociales. Sin embargo, no puedes utilizar tu libertad de expresión para propagar el odio ni difamar a otras personas o colectivos. Tienes derecho igualmente a organizar y participar en reuniones, manifestaciones y asociaciones de carácter pacífico. Ahora bien, de la misma manera, también tienes derecho a no participar en reuniones, manifestaciones o asociaciones.

¿Qué caracteriza una democracia?

La democracia es un tipo de organización social. La palabra democracia, de origen griego, puede traducirse como "gobierno del pueblo". Es decir, en las democracias es el pueblo quien detenta el poder político. Lo contrario de la democracia es la dictadura. En una dictadura decide un solo partido o una única persona.

Suecia es una democracia. Las leyes fundamentales de Suecia establecen, entre otras cosas, que todo el poder público se deriva del pueblo, o sea, la gente es quien decide qué personas van a gobernar el país. Los ciudadanos eligen los partidos y a los políticos que van a dirigir el país en su nombre.

La humanidad lleva varios milenios debatiendo en torno a la democracia. Resulta difícil describirla de un modo que todos estén de acuerdo, pero la mayoría coincide en que la democracia hace referencia a la participación y poder de decisión de las personas. También trata de la división de poderes entre el Estado, la población y los políticos de modo que dicho reparto sea equitativo, igualitario y legal.

A continuación se ofrecen algunos ejemplos de elementos que caracterizan una democracia.

El pueblo gobierna a través de elecciones libres y justas

Unas elecciones libres y justas son esenciales para la democracia. Significa que todos los mayores de edad, tanto mujeres como hombres, deben poder votar en las elecciones parlamentarias. Los votantes no están obligados a desvelar su voto a los demás.

La mayoría decide en casi todos los casos

Dentro de una democracia, lo habitual es que decida la mayoría. Es decir, la propuesta que obtiene más apoyos gana en las votaciones. Nadie puede decidir nada en solitario si no hay más personas que estén de acuerdo. Ahora bien, la mayoría no puede tomar decisiones que vulneren las leyes fundamentales o los derechos humanos.

La mayoría nunca debe oprimir a las minorías de un país. Las minorías son colectivos sociales que agrupan una parte más pequeña de la población.

Todos los seres humanos son iguales

En una democracia, todas las personas son igual de valiosas y gozan de los mismos derechos. Nadie puede ser tratado de forma injusta. Tú tienes los mismos derechos, oportunidades y obligaciones sin importar quién seas.

El pueblo disfruta de libertades y derechos políticos

Para el buen funcionamiento de la democracia es importante que todos puedan opinar y expresar lo que quieren. Es lo que se denomina libertad de opinión. Además, todas las personas deben poder expresar sus puntos de vista, por ejemplo, en periódicos, radio o televisión. A eso se le llama libertad de expresión y libertad de prensa. Sin embargo, no puedes utilizar tu libertad de expresión para propagar el odio ni difamar a otras personas o colectivos. La gente debe poder reunirse también para manifestarse contra aquello que en su opinión no funciona dentro de la sociedad. Es lo que se llama libertad de reunión.

La libertad de opinión, expresión, prensa y reunión son algunos ejemplos de libertades y derechos políticos. Dichas libertades y derechos suelen reflejarse dentro de las leyes fundamentales de un país.

Todas las personas son iguales ante la ley

Otra aspecto importante de la democracia es el de la igualdad de todas las personas ante la ley. No importa si eres rico o pobre, hombre o mujer, nacido en Suecia o en otro país. Todo el mundo debe cumplir las leyes en vigor. Si has cometido o se te acusa de un delito, tienes derecho a que se investigue. Ninguna persona puede ser condenada sin un juicio justo.

Existen distintos tipos de democracia

Hay diferentes formas de democracia. Los diversos países democráticos han optado por distintos modos de gobierno popular. Por ejemplo, un país puede aplicar una democracia representativa, lo que significa que el pueblo elige a representantes (partidos o políticos) encargados de dirigir el país en su nombre. Suecia es una democracia representativa. Todas las personas con derecho a voto eligen partidos, los cuales obtienen escaños en el parlamento nacional, en los gobiernos regionales y municipales y en el Parlamento Europeo.

También hay países con elementos de democracia directa, es decir, todas las personas con derecho de voto participan en la toma de decisiones. Un ejemplo de democracia directa son los referendos (o plebiscitos). En estos, la población decide o expresa su opinión acerca de un tema en particular.

Desafíos de la democracia sueca

Comparada con otros muchos países, la democracia sueca goza de una gran fortaleza. Por ejemplo, una gran parte de la población, tanto hombres como mujeres, votan en las elecciones nacionales. En Suecia todo el mundo tiene derecho a hacer oír su voz y a expresar sus opiniones. La mayor parte de la población de Suecia tiene confianza en las autoridades, en el Estado y en los demás. Sin embargo, la democracia sueca se enfrenta también a desafíos.

Uno de ellos es las grandes diferencias existentes en lo que se refiere a la participación electoral. Por ejemplo, la participación es menor entre las personas con un nivel de formación más bajo.

Otro de los retos es la propaganda, las mentiras y el odio que se difunden en ocasiones a través de las redes sociales. A veces, los políticos, periodistas y demás participantes en el debate público son víctimas de amenazas. Ocurre que las mujeres que expresan verbalmente o por escrito sus opiniones son objeto de odio, amenazas y acoso sexual por el simple hecho de ser mujeres. Además, las personas pueden ser víctimas de delitos de odio y de discriminación, entre otros, a causa de su religión, sexo o color de piel. Si, por ejemplo, te expones a ser víctima de odio, puede resultarte más difícil atreverte a participar en la vida democrática.

También hay colectivos que quieren poner trabas a la democracia y generar desconfianza y división dentro de la sociedad, por ejemplo, enfrentando entre sí a diferentes grupos o propagando desinformación.

Sin embargo, la democracia no sobrevive por sí sola. Debemos cuidar de ella. Por ejemplo, para que la democracia perviva y se desarrolle, es importante ejercer el derecho de voto, formarse una opinión sobre asuntos sociales y acceder a noticias e información acerca de la sociedad.

Democracia en el día a día

Por ejemplo: Adam desea ejercer influencia en la sociedad

Adam tiene permiso de residencia y lleva cuatro años viviendo en Gotemburgo. Acaba de votar en las elecciones municipales de la localidad. Cree que tiene que dejar pasar cuatro años más para volver a ejercer su influencia sobre la política gotemburguesa. ¿Es solo en el día de las elecciones que Adam puede influir y participar en la democracia? ¿O existen otras maneras de ejercer tu influencia e implicarte en la sociedad? 

La democracia no consiste solamente en votar en las elecciones. Además, no son solo los políticos quienes trabajan con la democracia. Podemos hacer uso de la democracia en nuestra vida cotidiana, ya sea en la escuela, en la zona donde vives, en el ámbito del deporte o en tu centro de trabajo.

Es importante que todos los que vivimos en Suecia continuemos desarrollando y cuidando de nuestra democracia. Resulta también fundamental que nos sintamos partícipes de la sociedad y poseamos capacidad de influencia.

¿Tienes alguna opinión sobre cómo hacer más seguro tu recorrido desde el centro de trabajo a casa? ¿Consideras importante pensar en el medio ambiente? La lista siguiente incluye diversas propuestas de cosas que puedes hacer para implicarte en la sociedad e influir sobre tu día a día. Tu voz y tu punto de vista son importantes.

Manifestación con tres personas al frente sosteniendo una pancarta y muchas personas en segundo plano.

Cosas que puedes hacer para influir y participar en la sociedad

  • Puedes votar en las elecciones
  • Puedes afiliarte a un partido político
  • Puedes ponerte en contacto con un representante político
  • Puedes iniciar una recogida de firmas o participar en ella
  • Puedes manifestarte
  • Puedes crear o unirte a una asociación u organización
  • Puedes ponerte en contacto con medios de comunicación para informar sobre cosas que consideres importantes
  • Puedes enviar a los periódicos artículos de opinión y cartas al director
  • Puedes escribir en las redes sociales para llamar la atención sobre un asunto
  • Puedes influir en tu centro de trabajo, por ejemplo, a través de un sindicato
  • Puedes transmitir tus puntos de vista o quejas a tu municipio
  • Si vas a la escuela, puedes ejercer tu influencia expresando lo que opinas a tu maestro o al consejo estudiantil
  • Puedes influir en tu área residencial
  • Puedes participar en las reuniones organizadas por tu municipio
  • Puedes presentar una propuesta ciudadana a las autoridades de tu municipio o región
  • Preguntas para la reflexión

    Piensa en lo que quieres cambiar dentro de la sociedad o en las cosas que consideras importantes. ¿Qué ejemplos de la lista escogerías para promover tu opinión o tu propuesta?