Encontrar la instancia de salud adecuada

Última actualización: 23 9 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

Este texto trata del sistema sanitario sueco. Podrás conocer el funcionamiento del sistema de salud de Suecia y qué hacer si necesitas asistencia. Se te facilita información sobre los distintos tipos de clínicas y la ayuda que puedes obtener. 

Habla también del funcionamiento del sistema de atención dental sueco y proporciona consejos para cuidar de tus dientes.

  • Derecho a la salud y a atención sanitaria

    Todos tenemos derecho a disfrutar de la mejor salud física y mental posible. El derecho a la salud es importante para poder hacer realidad otros derechos, como trabajar o asistir a la escuela. Además, los demás derechos influyen también sobre el derecho a la salud. Por ejemplo, no tener una vivienda o un empleo repercute sobre tu estado de salud.

    Todos tenemos derecho también a atención médica. Aquellos con una necesidad urgente de asistencia deben ser atendidos de forma prioritaria. Los profesionales sanitarios deben respetar la dignidad de todas las personas. Tienes derecho a ser tratado de un modo profesional y respetuoso por el personal sanitario. Esto es aplicable sin importar tu sexo, identidad de género, origen étnico, idioma, sexualidad, religión o nivel educativo. Sin embargo, no tienes derecho a exigir que te atienda personal específico de un sexo, origen étnico, religión u otro factor similar.

Sistema sanitario

Toda la población puede y tiene derecho a utilizar el sistema de salud. El funcionamiento de este es distinto en las diversas partes del mundo. Suecia ha decidido que el derecho a una atención adecuada debe ser igual para todos, es decir, universal. Por ese motivo no tendrás que pagar mucho si necesitas acudir a un médico, operarte o ser ingresado en un hospital. La mayor parte se costea con impuestos. Las regiones y los municipios son los responsables de gestionar la atención sanitaria. Es importante conocer el funcionamiento del sistema de salud y cómo hacer si necesitas asistencia.

Hospitales y consultas

Centros de salud

Cuando tú o tus hijos se ponen enfermos deberán acudir en la mayoría de los casos a su centro de salud, que asiste con las enfermedades y dolencias comunes. En un centro de salud trabaja personal de muchas categorías profesionales, entre otros, enfermeros, médicos de familia y de distrito, auxiliares de enfermería y asesores. Si el médico considera que tú o tu hijo necesitan asistencia especializada, te entregará un volante para un especialista.

En Suecia tienes derecho a elegir el centro de salud al que deseas acudir. Muchos escogen el más próximo a su domicilio. En tu primera visita al centro de salud te ayudarán a inscribirte en su sistema. Si no estás satisfecho con tu centro de salud, puedes cambiar.

Los centros de salud están abiertos de lunes a viernes, normalmente de 8 a 17 h, aunque esto puede variar. Puedes acudir al centro de salud sin cita en los casos urgentes, por ejemplo, si tienes una herida sangrando. De lo contrario deberás reservar cita primero. Muchos centros de salud ofrecen la opción de pedir cita iniciando sesión en www.1177.se. A algunos de ellos puedes acudir sin necesidad de cita a unas horas específicas, lo que se denomina horario de urgencias u horario de atención sin cita (drop-in).

Consultas de guardia

Los centros de salud cierran por la noche y los fines de semana. Si necesitas atención entonces, deberás ir a una consulta de guardia o a un servicio de urgencias. Te aconsejamos llamar al servicio de información médica 1177 antes de desplazarte. A veces bastará con el asesoramiento del personal de 1177. Tal vez resulte más apropiado esperar a que abra el centro de salud.

Las consultas de guardia pueden tener distintos nombres en las diferentes partes de Suecia. Pueden llamarse, por ejemplo, servicio de urgencia (akutjour), atención primaria de guardia (primärvårdsjour) o algo similar. En una consulta de guardia no tienes que reservar cita. Te asistirán con lo más urgente. Si el médico considera que tus síntomas deben ser examinados más a fondo, tu centro de salud se encargará de ello.

Consulta el sitio web del centro de salud o pregunta aquí cuál es la consulta de guardia más cercana.

Enfermedades o lesiones con peligro de muerte

Si tiene una condición de emergencia o una lesión que le pone en peligro de muerte debe acudir aUrgencias en un hospital. Si no es capaz de llegar al hospital con coche o taxi debe llamar a la ambulancia, a través de SOS Alarma en el número 112.

Si su hijo está muy enfermo o tiene una lesión severa debe acudir a Urgencias para niños. Urgencias para niños suelen cuidar de niños entre 0 y 16 años.

Existen consultas de urgencias pediátricas específicas repartidas por toda Suecia. Si no hay en tu localidad de residencia, dirígete al servicio general de urgencias más próximo.

  • Preguntas para la reflexión

    ¿Cuáles son los diferentes tipos de atención que puede prestarte el sistema sanitario en caso de necesitarlo?

    ¿Dónde se encuentran tu centro de salud y tu consulta de guardia más cercanos?

    ¿Dónde está tu servicio de urgencias más próximo?

Hospitales

Un hospital tiene distintas consultas y secciones. Hay consultas de especialistas y de urgencias. Muchos hospitales también tienen un servicio de obstetricia, donde acudirá para dar a luz a su hijo.

  • Consultas de especialistas

    En las consultas especializadas trabajan médicos expertos en determinados tipos de enfermedades. Hay distintas formas de acceder a una consulta especializada. En la mayoría de los casos, tu médico del centro de salud pedirá a la consulta especializada que te cite. Es lo que se llama emitir un volante (o derivar). Pero también puedes contactar por tu cuenta con una consulta especializada, sin necesidad del volante de un médico. A esto se le denomina autoderivación (o solicitud de asistencia por iniciativa propia). Existen distintas formas de realizar una solicitud de asistencia por iniciativa propia. Algunas clínicas atienden solicitudes de asistencia por iniciativa propia a través de los servicios en línea de Vårdguiden 1177, mientras que otras cuentan con formularios a tal fin.

    Ejemplos de consultas en un hospital:

    • Ortopedia: Para problemas con el esqueleto o u órganos de movilidad (por ejemplo, un hueso roto).
    • Medicina interna: Para enfermedades del interior del cuerpo (por ejemplo, dolencias estomacales o intestinales).
    • Cirugía: Para enfermedades que requieren una operación.
    • Consultas de ginecología: Para enfermedades y dolencias de los órganos genitales femeninos.
    • Oftalmología: Para distintas enfermedades de los ojos.
    • Otorrinolaringología: Para problemas que afecten a los oídos, la nariz y la garganta.
    • Consultas de psiquiatría: Si no te sientes bien mentalmente.
  • Servicios de urgencias

    Si sufres una lesión grave o una enfermedad aguda debes acudir a un servicio de urgencias. Se consideran afecciones agudas, por ejemplo, un dolor súbito en el pecho, dificultades respiratorias, un dolor de cabeza muy intenso y repentino, dolor estomacal agudo, convulsiones, rotura de huesos y pérdida del conocimiento. En tu región hay siempre disponible uno o varios servicios de urgencias abiertos las 24 horas del día.

    En los servicios de urgencias tienen siempre prioridad los enfermos o lesionados más graves, lo que significa que es posible que debas esperar mucho tiempo tu turno. Si no sufres una enfermedad o herida grave es mejor que acudas a tu centro de salud o a una consulta de guardia, los cuales permiten normalmente reservar cita o tienen horario de atención sin cita (drop-in).

  • Niños y jóvenes

    En las grandes ciudades puede haber hospitales especializados en niños y jóvenes. En las ciudades más pequeñas hay consultorios juveniles para los menores de entre 0 y 16 años.

  • Partos

    Cuando llegue el momento de dar a luz deberás dirigirte a la sala de partos (förlossningsavdelning) de un hospital. Se recomienda llamar a esta sala antes de acudir. Tras el parto, madre y bebé podrán en ocasiones permanecer varios días en una planta específica para mujeres con hijos recién nacidos, conocida como clínica de maternidad (BB en su sigla sueca).

  • Consultas de obstetricia

    La consulta de obstetricia (o de matrona; BMM en su abreviatura en sueco) asiste, entre otras, a mujeres embarazadas. Deberás visitar la consulta de obstetricia durante todo el embarazo para comprobar el estado de salud tanto del bebé como propio. La consulta de obstetricia atiende de forma gratuita.

    Además, la consulta de obstetricia organiza encuentros informativos sobre el embarazo, el parto y la lactancia. Es habitual que el otro progenitor también asista a las reuniones y al parto.

    Deberás ir a la consulta de obstetricia si necesitas asesoramiento en materia de anticonceptivos o una receta para estos. También acudirás aquí para las citologías vaginales y las interrupciones voluntarias del embarazo (abortos).

  • Centros pediátricos

    Los centros pediátricos (BVC) prestan asistencia a padres y madres. Pueden asesorarte en relación con el desarrollo, la lactancia y la alimentación del pequeño. También existe la posibilidad de consultar a un centro pediátrico sobre enfermedades. Tras regresar a casa después del parto podrás ponerte tú misma en contacto con el centro pediátrico para concertar una primera cita, que suele tener lugar en el domicilio propio. El enfermero te informará en relación con el centro pediátrico y examinará al bebé para verificar que se encuentre bien.

    Luego, el centro pediátrico citará al pequeño a controles médicos hasta cumplir los cinco años. Esta instancia médica es la encargada de poner las vacunas al niño. Le revisarán, entre otras cosas, la vista y el oído y comprobarán su pauta de crecimiento. Los controles médicos tienen como fin ayudar al niño a tiempo si se detecta algún problema.

  • Consultorios juveniles

    El consultorio juvenil es para jóvenes que tienen preguntas sobre el sexo, la salud y las relaciones. Los consultorios juveniles suelen recibir jóvenes de 13 a 25 años de edad. Las edades mínimas y máximas pueden ser diferentes entre un municipio y otro. Es gratuito asistir a un consultorio juvenil. En un consultorio juvenil suele haber asesores sociales, psicólogos, auxiliares de enfermería, ginecólogos y médicos.

    También hay disponibles consultas virtuales para jóvenes, por ejemplo, UMO.se y YOUMO.se. YOUMO ofrece parte del contenido de UMO traducido a diversos idiomas.

  • Consulta psiquiátrica infantil y juvenil

    Las consultas psiquiátricas infantiles y juveniles (BUP) atienden a niños y jóvenes de hasta 18 años que precisan de asistencia psiquiátrica especializada. Los adultos pueden solicitar aquí ayuda en relación con los menores a su cargo. Si tienes hasta 18 años puedes recurrir a este centro por tu cuenta. Es relativamente habitual que niños y jóvenes experimenten en algún momento problemas psicológicos y deban buscar apoyo durante un tiempo. Si es así, contacta con el centro pediátrico o de salud, el enfermero o el asesor de tu escuela o la consulta juvenil. Puedes ponerte en contacto con la BUP si el apoyo recibido no te sirve de ayuda y los problemas han adquirido tal calibre que tu vida cotidiana, tu escolarización y la relación con tus amigos se han visto gravemente afectadas.

  • Servicios de salud digitales

    Como paciente podrás recibir a menudo una videollamada digital de un médico para la valoración inicial de tu problema. Pregunta al personal de tu centro de salud acerca de los servicios digitales a los que puedes acceder.

    En caso de utilizar un servicio de salud digital no asociado a la sanidad pública sueca deberás correr tú mismo con el coste íntegro.

Personal médico

En la asistencia sanitaria trabajan personas con diferentes profesiones. Aquí puede leer sobre las profesiones más comunes en el sistema de sanidad sueco:

  • Médico generalista

    Los médicos de los centros de salud normalmente son generalistas.

    Eso quiere decir que tratan pacientes con las enfermedades más comunes, además de trabajar con tratamiento preventivo para evitar enfermedades. Por ejemplo, puede tratarse de ayudar a las personas a dejar de fumar, perder peso o dejar de beber alcohol.

    El médico de familia comprobará también si necesitas acudir a un especialista en enfermedades específicas, por ejemplo, un oftalmólogo o un cardiólogo. En ese caso te expedirá un volante médico para que te atiendan en una consulta con otros especialistas.

  • Personal de enfermería

    En casi todos los centros sanitarios trabaja personal de enfermería. Los enfermeros suelen colaborar con otras profesiones. Realizan muchas tareas distintas, entre otras, cuidar a los pacientes, manejar medicamentos, aplicar tratamientos y realizar análisis. Además, un buen número de enfermeros poseen formación complementaria y están especializados en áreas específicas, como psiquiatría o tratamiento del asma.

  • Auxiliar de enfermería

    Los auxiliares de enfermería trabajan junto con los médicos y las enfermeras, por ejemplo, tomando muestras de sangre o curando heridas.

  • Fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales

    Un fisioterapeuta ayuda a las personas con problemas al moverse, por ejemplo dolor de espalda.

    Un terapeuta ocupacional ayuda a las personas que han enfermado o se han lesionado para que puedan funcionar mejor en la vida diaria.

  • Psicólogos, psiquiatras y asesores sociales

    Un psicólogo, psiquiatra o asesor social ayuda a las personas que atraviesan dificultades de carácter psicológico, por ejemplo a causa de depresión o estrés.

  • Dietista

    Un nutricionista ayuda a la gente a elegir alimentos y bebida para sentirse mejor.

Salud odontológica

En Suecia existe atención dental pública y privada. El servicio odontológico público se llama Folktandvården. Tú decides si quieres ser atendido en Folktandvården o por un dentista privado.

Las visitas al dentista no tienen coste alguno hasta los 23 años de edad. Deberás costearlas tú mismo a partir del 1 de enero del año en que cumplas 24.

Por ejemplo: Pia y Ahmed deben pagar su atención dental

Tanto Pia como Ahmed cumplen 24 años en 2022: Pia el 1 de enero y Ahmed el 31 de diciembre. Ambos deberán pagar por su cuenta la atención dental recibida a partir del 1 de enero de 2022.

En Suecia la atención odontológica es más cara que otros servicios de salud. No obstante, si el coste de las visitas al dentista es muy elevado durante un año, no tendrás que pagar todo. Parte de los impuestos abonados al Estado se destinan a sufragar la asistencia odontológica. Deberás pagar hasta una suma determinada por encima de la cual se te aplicará un descuento. Es lo que se llama garantía de coste máximo (högkostnadsskydd).

Cómo funciona la garantía de coste máximo en la atención dental:

  • Coste de hasta 3.000 SEK: Tú pagas todo.
  • Coste de entre 3.001 y 15.000 SEK: Tú pagas la mitad y la Agencia Sueca de Seguro Social la otra mitad.
  • Coste por encima de 15.000 SEK: Tú pagas el 15 % y la Agencia Sueca de Seguro Social el 85 %.

(Cifras aplicables en 2021).

También puedes optar por una "tarifa plana" de atención odontológica, es decir, el pago de una misma cuota cada mes o año. En ese caso, un dentista evaluará tus dientes, tras lo que recibirás un propuesta de coste mensual o anual durante, por ejemplo, tres años. Si tienes que realizar algún empaste o necesitas cualquier otra intervención dental durante esos tres años no pagarás nada aparte de tu cuota mensual o anual. Este precio incluye también las revisiones. Es lo que dentro de Folktandvården se denomina atención odontológica con coste fijo (frisktandvård). Algunos dentistas privados también ofrecen planes de tarifa plana.

Al cumplir los 3 años, el servicio de atención dental manda a los niños una cita para la revisión de sus dientes. Posteriormente, niños y jóvenes son citados de forma periódica por el dentista. En el caso de los adultos, estos mismos deben ponerse en contacto con la clínica dental.

El método 2-2-2-2

  • Cepíllate los dientes 2 veces al día
  • durante 2 minutos
  • con 2 centímetros de dentífrico con flúor (adultos y niños de más de 6 años)
  • y espera luego un mínimo de 2 minutos antes de comer nada para que los dientes puedan "descansar".

Siguiendo esta directriz cuidarás de forma adecuada de tus dientes. También puedes enjuagarte la boca con flúor y usar hilo dental, lo que mejorará aún más el cuidado de tu dentadura.

Unos dientes sanos benefician también al resto de tu cuerpo. Si tienes bacterias en la boca hay más probabilidades de contraer otras enfermedades, como una neumonía, lo cual es especialmente peligroso en las personas mayores. Los científicos han detectado también que una deficiente salud dental puede contribuir a otras patologías, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.