Derechos de la mujer e igualdad de género

Última actualización: 10 12 2021

Acerca de Suecia - un material de educación cívica.

Este texto aborda los derechos de la mujer y la igualdad de género. Igualdad de género significa que mujeres y hombres deben tener las mismas oportunidades, derechos y obligaciones. Implica, entre otras cosas, que mujeres y hombres deben tener el mismo poder, las mismas oportunidades para asistir a la escuela y compartir la responsabilidad sobre el hogar y los hijos. Aunque en Suecia hemos logrado importantes avances en igualdad de género, todavía queda mucho por hacer. Por ejemplo, un buen número de mujeres sigue cobrando menos que los hombres pese a tener una misma formación y realizar idénticas funciones.

Igualdad de género ilustrada como una balanza con una mujer y un hombre del mismo peso a cada lado.

Encontrarás información, entre otros, sobre igualdad de género y violencia machista contra la mujer. También conocerás lo que hace el Parlamento de Suecia para fomentar la igualdad de género en el país.

Feminismo, igualdad de género y paridad

El feminismo es un movimiento que lucha por una sociedad igualitaria. Es decir, pretende que hombres y mujeres sean tratados por igual y disfruten de los mismos derechos y oportunidades.

Las circunstancias de las personas vienen determinadas por más factores aparte del sexo. No todas las mujeres están sujetas a las mismas condiciones de vida por el hecho de ser mujeres. Tampoco todos los hombres. Existen otros factores, como, por ejemplo, el origen étnico, la edad, la orientación sexual, la religión o las discapacidades, que pueden determinar las circunstancias y condiciones de las personas dentro de la sociedad.

La paridad significa que todas las personas gozan de una misma dignidad y debe garantizarse sus derechos. Se trata de un concepto más amplio que la igualdad de género.

  • Preguntas para la reflexión

    Las condiciones de vida pueden estar asociadas también a la situación económica y el nivel de formación. ¿Puedes ofrecer ejemplos de mujeres con condiciones de vida más favorables que otras?

    ¿A qué se debe esto?

Convención sobre los Derechos de la Mujer

Aunque en los derechos humanos se establece que hombres y mujeres deben gozar de idénticos derechos, estas últimas con frecuencia reciben un peor trato. Por ejemplo, a muchas mujeres se les niega el derecho a la educación y a la igualdad salarial por un mismo trabajo.

Eso ha llevado a la ONU a elaborar un convenio destinado a proteger los derechos de las mujeres y a erradicar todas las formas de discriminación contra ellas. Se le llama Convención sobre los Derechos de la Mujer. Prácticamente todos los países miembros de la ONU han suscrito este acuerdo, lo que significa que están obligados a hacer todo lo necesario para eliminar la discriminación contra niñas y mujeres. Suecia suscribió la Convención sobre los Derechos de la Mujer en 1980.

Con este convenio se pretende que los países fomenten la igualdad de género. Lograr dicha igualdad implica, entre otras cosas, ofrecer a niñas y mujeres el derecho a la educación y acceso a la formación superior. Consiste también en brindar a las mujeres la oportunidad de desempeñarse profesionalmente, así como de decidir sobre sus propias vidas y con quién quieren casarse. No deben estar obligadas tampoco a soportar la violencia de sus maridos ni de otras personas cercanas. Todas las mujeres y niñas deben disfrutar de estos derechos y ser capaces de tomar decisiones sobre sus propias vidas.

Política de Suecia sobre igualdad de género

Hay muchos ejemplos de la falta de igualdad entre los sexos dentro de la sociedad. A continuación mencionamos algunos de ellos:

  • Las mujeres cobran en la mayoría de los casos menos que los hombres a pesar de realizar el mismo trabajo.
  • Las mujeres se encargan de más labores no remuneradas, como las tareas domésticas y el cuidado de los hijos.
  • Las mujeres son víctimas de abusos sexuales en mucha mayor medida que los hombres.

Para fomentar una sociedad más igualitaria, el Riksdag ha decidido que Suecia debe aplicar una política de igualdad de género, cuya meta es que mujeres y hombres posean una misma capacidad de influencia sobre la sociedad y sus propias vidas. En Suecia se reconocen legalmente dos sexos, mujer y hombre, sobre los que se basa la política de igualdad de género. También hay personas que no se definen a sí mismas como mujer u hombre, o cuyo sexo es distinto del que se les asignó al nacer.

El gobierno y las administraciones estatal, regionales y municipales del país deben impulsar los objetivos de la política de igualdad de género en Suecia. La política de igualdad de género cuenta con seis objetivos parciales centrados en áreas con desigualdades considerables entre mujeres y hombres en Suecia.

1. Reparto equitativo del poder y la capacidad de influencia

A día de hoy existe un reparto de poder desigual entre hombres y mujeres en diversos ámbitos de la sociedad. Más hombres que mujeres detentan altos cargos en escuelas superiores y universidades, y en el mundo empresarial hay un mayor número de directivos varones. Además, hay más hombres que mujeres en posiciones de poder de alto nivel. Por ejemplo, Suecia ha tenido solamente una primera ministra. Antes de que Magdalena Andersson se convirtiera en primera ministra en 2021, todos sus predecesores habían sido varones. Suecia instauró el cargo de primer ministro en 1876.

2. Igualdad económica

El mercado laboral es distinto para mujeres y hombres. Por ejemplo, hay más mujeres trabajando en los ámbitos de la salud, la atención social y la educación, mientras que los hombres se desempeñan en mayor medida dentro de la industria y las profesiones técnicas. En las profesiones con predominio masculino los sueldos son con frecuencia más elevados que en las ocupaciones donde hay más mujeres. Además, en los casos en que mujeres y hombres desarrollan idénticas funciones, los varones tienden a cobrar más. Más mujeres que hombres trabajan también a tiempo parcial, se toman más permisos parentales y cuidan más habitualmente de los hijos cuando están enfermos. Eso hace que, a menudo, encontremos diferencias significativas entre los salarios y pensiones que perciben hombres y mujeres.

3. Educación paritaria

Lo que, según la norma, es apropiado para hombres o mujeres puede afectar también a su elección de formación y profesión. Ello contribuye a que el mercado laboral sea distinto para las mujeres y los hombres. Además, los estudios demuestran que los niños rinden peor académicamente y obtienen calificaciones más bajas que las niñas. Estas últimas suelen sentirse peor y estar sometidas a un mayor nivel de estrés en la escuela.

4. Distribución equitativa de las tareas del hogar y los cuidados no remunerados

Las mujeres hacen más en la casa que los hombres, como limpiar, cocinar y cuidar de los hijos. También atienden a parientes en mayor medida, incluidos los familiares de su pareja. Son algunos de los motivos por los que muchas mujeres trabajan a tiempo parcial, lo que les lleva con frecuencia a ganar menos que los hombres.

5. Igualdad en el ámbito de la salud

Mujeres y hombres no reciben atención sanitaria en igualdad de condiciones. A las mujeres se les diagnostica problemas de tipo psicológico más a menudo que a los hombres. Su tasa de baja por enfermedad es también casi el doble de elevada. Un mayor número de hombres que de mujeres padece problemas relacionados con el alcohol y las drogas. Los hombres se suicidan en mayor medida que las mujeres.

6. Erradicación de la violencia de los hombres contra las mujeres

Gran parte de la violencia ejercida contra niñas y mujeres tiene lugar en el ámbito familiar. La mayoría de las veces son hombres los que perpetran estos actos violentos. Las mujeres son víctimas de abusos sexuales con mayor frecuencia que los hombres. Cada año son asesinadas varias mujeres a manos de hombres con los que mantienen o han mantenido una relación.

Para cumplir los objetivos de la política de igualdad de género se requieren, entre otras cosas, decisiones políticas y cambios legislativos. Ofrecemos a continuación algunos ejemplos de cambios legislativos que han hecho avanzar la igualdad de género en Suecia:

  • Se reservan tres meses del permiso parental a cada progenitor para que un mayor número de ciudadanos aplique un reparto más paritario de las prestaciones por maternidad/paternidad.
  • Los empleadores están obligados a comparar cada año los sueldos de mujeres y hombres en el centro de trabajo con el fin de eliminar las diferencias salariales injustas por razón de sexo.
  • Suecia ha implementado una ley de consentimiento que establece que todo aquel que desee mantener relaciones sexuales debe asegurarse siempre de que la otra persona también lo desea. Con esta ley se pretende prevenir los abusos sexuales.

Violencia de los hombres contra las mujeres

En todo el mundo existe violencia en las relaciones cercanas y violencia y opresión por motivo de honor. La lucha contra la violencia es un empeño internacional que se fundamenta sobre diversos convenios, entre otros, la respectivas convenciones sobre los derechos de la mujer y del niño. Suecia ha aprobado varias leyes para la ilegalización de todas las formas de violencia, independientemente de la edad y el sexo de la víctima.

La violencia es un fenómeno habitual que puede manifestarse de muchas formas diferentes. Puede incluir agresiones, el uso de palabras ofensivas o coerción para mantener relaciones sexuales en contra de la voluntad propia.

Violencia en las relaciones cercanas

Cuando se sufre maltrato a manos de un allegado, se le llama violencia en las relaciones cercanas. Por ejemplo, una persona que es agredida por su esposo o esposa, conviviente, pareja de hecho, padre o madre u otro familiar.

La violencia en las relaciones cercanas suele ser una combinación de violencia de tipo psicológica, sexual y física. Por ejemplo, dirigir contra alguien insultos como "inútil", "puta" o "idiota", destruir tus pertenencias o impedirte que tengas dinero propio o contraseñas privadas en tus cuentas digitales. También puede ser sufrir una violación, amenazas graves o agresiones.

  • Preguntas para la reflexión

    ¿Eres capaz de mencionar algunos ejemplos de violencia psicológica?

    ¿Qué significa "una combinación de violencia de tipo psicológica, sexual y física"?

Violencia u opresión por motivo de honor

En algunas familias imperan concepciones estrictas sobre el modo en que deben comportarse mujeres y niñas. Puede tratarse de normas familiares donde se establecen las personas con quienes puedes relacionarte, la ropa que se te permite usar o la obligación de preservar la virginidad hasta el matrimonio. También pueden aplicarse reglas sobre la orientación sexual considerada aceptable dentro de la familia. En ocasiones basta con una sospecha de que se ha hecho algo. Cuando una persona es castigada por incumplir las reglas familiares se le llama violencia u opresión por motivo de honor.

La violencia y la opresión por motivo de honor constituyen una forma de violencia de los hombres contra las mujeres. A menudo son varias las personas las que ejercen conjuntamente dicha violencia u opresión. Los perpetradores no son necesariamente la pareja, pudiendo ser también el padre o la madre, los hermanos y los parientes o conocidos de la familia. La familia cercana o extensa recurre a la violencia para recuperar el honor que sienten como perdido. Puede ocurrir que aquellos que contribuyen a la opresión sean también víctimas de ella, por ejemplo, las madres y los jóvenes varones. No solo las mujeres y las niñas son objeto de violencia y opresión por motivo de honor, sino también los varones jóvenes y adultos y las personas LGBTQI.

La violencia puede manifestarse de distintas maneras. Puede tratarse de agresiones físicas, amenazas graves de maltrato físico y, en casos extremos, incluso violencia con desenlace fatal. Esta violencia también puede ejercerse mediante una vigilancia y control estrictos, por ejemplo, si te obligan a casarte con alguien aunque no quieras. En Suecia es delito obligar a alguien a casarse contra su voluntad y entregar en matrimonio a menores de 18 años, lo que se denomina matrimonio forzado y matrimonio infantil, respectivamente. También es ilegal someter a alguien a mutilación genital u obligar a una persona a ir al extranjero para contraer matrimonio o someterse a una mutilación genital. Los servicios sociales pueden imponer una prohibición de salida del país si existe riesgo de matrimonio forzado/infantil y/o de mutilación genital.

  • Preguntas para la reflexión

    ¿Qué distingue la violencia por motivo de honor de otros tipos de violencia en el ámbito de las relaciones cercanas?

Puedes recibir ayuda

Si tú o un conocido han sido víctimas de actos violentos, denúncialo a la policía a través del teléfono 114 14. En caso de emergencia, llama al 112. También puedes ponerte en contacto con la comisaría de policía de tu lugar de residencia.

La administración municipal es la responsable de ofrecer protección a las personas víctimas de la violencia, por ejemplo, facilitándoles una casa de acogida. Los servicios sociales tienen la obligación de prestar apoyo y asistencia a los niños, mujeres y hombres que sufren violencia en las relaciones cercanas o violencia y opresión por motivo de honor.

Un centro de acogida para mujeres (kvinnojour) es una organización que proporciona respaldo y protección a mujeres y niños víctimas de violencia en las relaciones cercanas, o violencia u opresión por motivo de honor. También existen centros de acogida para niñas y chicas adolescentes (tjejjour). La mayoría de los centros de acogida para mujeres y para chicas están gestionados por organizaciones sin ánimo de lucro. Hay repartidos por todo el país.

Muchos municipios cuentan además con centros de crisis (krismottagning) para mujeres y niños, que asisten a víctimas de la violencia. Existen asimismo centros de crisis específicos que ayudan a hombres a abandonar el uso de la violencia. Los hombres víctimas de violencia también pueden recibir ayuda.

Si eres mujer y has sufrido amenazas y actos violentos puedes llamar a Kvinnofridslinjen. Kvinnofridslinjen atiende las 24 horas y llamar es gratis. No necesitarás decir tu nombre. Su teléfono es el 020-50 50 50.

Si tienes menos de 20 años puedes visitar ungarelationer.se, que te ofrece apoyo e información en caso de ser víctima de violencia en el marco de tu relación, amigo de alguien que la sufra e incluso si tú mismo eres el perpetrador. Puede tratarse de un caso actual o sucedido en el pasado. Cuentan asimismo con un chat si necesitas a alguien con quien hablar.